Viajando con Begoña Rodrigo

Begoña Rodrigo, nacida en Valencia, es sin duda alguna, uno de nuestros chefs bandera. Y no es porque lo diga yo. La crítica a esta trabajadora incansable es unánime. Tras muchos años compaginando trabajo y formación y después de recorrer medio mundo aprendiendo de otros ilustres colegas de los fogones, Begoña Rodrigo regresó a Valencia para poder desarrollar hace doce años, en La Salita, su propia visión de la gastronomía.

Con un sol de la Guía Repsol en La Salita, Begoña Rodrigo ha ayudado a posicionar a Valencia como uno de los destinos culinarios de referencia en España. Este buen hacer y consolidación, le han dado la oportunidad de ampliar horizontes: abriendo en el 2016 Nómada (Aldaia, Valencia), donde ha tenido la oportunidad de volver a poner encima de la mesa platos que trajo de Indonesia, de China, de Tailandia o de África; y de estar a punto de estrenar Llauro (La Albufera, Valencia), un proyecto de vida donde, entre otras cosas, busca volver a los orígenes y recuperar desde su punto de vista, recetas valencianas casi olvidadas. Le auguro un éxito absoluto.

¿Es la gastronomía de un destino uno de los motivos que te invitan a viajar y conocerlo?

Bueno, más que uno de los motivos…. es ¡el motivo! Aunque reconozco que cuando voy a bucear soy mucho más permisiva, siempre y cuando pueda empezar o terminar el viaje en algún sitio en el que me interese comer o descubrir la gastronomía local.

Begoña Rodrigo bego la salita Top Chef

Begoña Rodrigo – Foto Mikel Ponce

¿Qué lugar te ha sorprendido más por su gastronomía?

Sin duda el lugar que me enseñó que había otra forma de comer fue Thailandia, por su frescura, inmediatez y escasez de producto y…. 17 años después sigue sorprendiéndome.

¿Adónde nos trasladan tus platos? ¿Qué países o lugares nos pueden evocar?

Actualmente son unos platos muy locales (en La Salita) busco mucho la identidad del terruño y trabajo con gente cercana que me permite ver la evolución del producto hasta que va a la mesa. Eso no quiere decir que no tire mano de recursos que me gustan tanto como los cítricos e hierbas thailandesas, especias indias y chiles mejicanos, así como muchas féculas sudamericanas.

En el 2013 comentaste que Australia era un destino pendiente por descubrir. ¿Has cumplido el sueño de conocerlo?

Aún no. Llevo 4 años un tanto intensos y Australia necesita un mínimo de 3 semanas, que aún no he podido reunir para escaparme… pero llegará y espero que no tarde mucho.

¿Sigues buceando para desconectar? ¿Algún destino que nos recomiendes para praticar ese deporte?

Sí, bucear como cocinar es una forma de vida. Sin duda, Mozambique fue uno de los sitios más especiales donde he buceado: en Tofo. Pero en abril estuve en una isla Indonesa (Seram), prácticamente virgen, donde pude salir a bucear desde la costa con la botella, a apenas cinco metros empezaban los corales y después pudimos bajar hasta cuarenta metros. No pude parar de llorar durante los 10 primeros minutos. Es dificil asimiar tanta belleza….. los corales empiezan a cambiar de color a partir de los diez metros y aquello era un espectáculo.

¿Alguna vez has viajado sola por necesidad?

Yo soy de esas personas que dicen: necesito mi espacio ;)) Suelo viajar una vez al año durante una semana sola: he estado sola en Thailandia, Italia, Francia, República Checa y gran parte de España. No suelen ser viajes muy lejos (excepto Thailandia porque de vez en cuando tengo mono de ella y como la medio conozco me lo veo hecho), una semana da para lo que da. Pero es imprescindible conocer los lugares sin el condicionamiento de otra/s persona/s.

Si no vivieras en España, vivirías en…

Si me hubieras preguntado hace un mes te diria que Holanda… pero acabo de llegar de allí y a pesar de que sigue siendo maravillosa, ha cambiado hacia un lado que no creo me gustase (para vivir me refiero). Amsterdam era una ciudad GENUINA y creo ya no lo es.

No tengo eso que se llama apego, podría vivir en sitios tan dispares como el sur de Italia, la Toscana, Nueva York, Maputo, Pai o quién sabe ¿Australia?

El turismo gastronómico está en auge desde hace tiempo. ¿Qué posición ocupa Valencia en esta modalidad turística?

Me temo que aún nos queda mucho por andar. Estamos bastante bien en la oferta media, digamos en el rango 30/50 € pero creo debemos esforzarnos un poco más en la alta cocina y sobre todo en la cocina de a pie, en el bar que se está perdiendo.

¿Nos puedes recomendar alguna ruta gastronómica?

Mira, en la Comunidad Valenciana, necesitas mínimo un mes: empiezas por las barras de Alicante, El Portal, El Piripi, sigues por Bom Amb, El Rodat, Audrey´s, L´Escaleta, Quique Dacosta, Ricard Camarena, La Salita, Saiti, Nozomi, Momiji, Rausell, Comer, beber y amar, Casa Pepivo, El Plaerdemavida, Raul Rodero…. yo que sé, y me dejo mil que no querría que se enfadasen. La ruta gastronómica valenciana es infinita y comparada con otras provincias, está a precio de saldo .

¿Qué es lo que nunca falta en la maleta de Begoña Rodrigo?

No suelo viajar con maleta. Mochila y algo de ropa interior. Compro algo allá donde voy para pasar el viaje, porque quitando donde quiero comer, no programo mucho más y entonces, dependiendo de lo que me ofrezca el viaje, necesito unas cosas u otras. A la vuelta, si hay cosas interesantes que me quiero traer, compro maleta y la lleno hasta arriba.

Con la vuelta a la ganadería extensiva, al pequeño productor y a la huerta ¿está la cocina realizando un viaje a tiempos pasados?

No, lo que está habiendo es lo que se debería haber hecho hace años, que es poner en valor a los productores. Los cocineros somos nadie sin ellos y ahora que tenemos un poco de voz, debemos colocarlos en el lugar que se merecen. A ver si conseguimos de esa forma un comercio más justo.

Si pudieras viajar en el tiempo, ¿a qué país o época te gustaría ir?

Me encantaría haber vivido en Jordania.

Una publicación compartida de Begoña (@bego_lasalita) el

Uno de tus hoteles preferidos es…

Yo soy de cabañas de madera y conformarme con una cama limpia y agua caliente, prefiero gastarme el dinero en comer… y para todo no da. Pero he tenido ocasión de estar en alguno de estos hoteles que dices ¡¡WOW!! De estos, al que me gustaría volver sería El Fenn, en Medina, Marruecos.

¿Qué amanecer no has podido olvidar?

Sin duda, el cielo más bonito que he visto en mi vida ha sido en África. Tienen tan poca contaminación que tanto las noches como las mañanas son una delicia y los amaneceres en Tanzania no tienen rival.

Para terminar, una ciudad para perderte.

¡¡Ufff!! Hay tantas, que si pudiese, me pasaría la vida perdida ;)) Haces preguntas muy difíciles.

Florencia, Nueva York, Chiang Mai, México, Berlín, Marrakech, Zanzíbar…. una aldea como Cezina o las calles de Pai….. si me pierdo, te va a costar encontrarme, además me queda tannnnto por conocer.

Una publicación compartida de Begoña (@bego_lasalita) el


Compra tus viajes en mi web: Hanway Viajes

Hanway Viajes web hoteles


Te invito a que sigas informándote de mis viajes en mis redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.