Razones para visitar Mallorca en invierno

Hace poco escribí un post sobre Mallorca donde os comentaba que elegir esta isla para descansar o hacer una escapada es siempre un acierto. En él hablaba de las virtudes de la isla y de algunas peculiaridades y rincones maravillosos y únicos que posee. Hoy quiero ahondar un poco más sobre este destino y daros otras cuantas razones para visitar Mallorca en invierno. Seguro que me dejo alguna en el tintero, pero creo que estas que apunto son suficientes para que le pique el gusanillo a más de uno y se plantee visitarla fuera del periodo estival.

1.- Visitar Palma con tranquilidad

La capital tiene censados poco más de 400.000 habitantes, pero como todo el mundo puede imaginar, esta cifra se multiplica por mucho en verano. Por esto, fuera de las temporadas altas, visitar y disfrutar con tranquilidad de su historia y patrimonio, es uno de los placeres que Palma nos ofrece. La primera parada debe ser la Catedral La Seu. Esta catedral posee la nave más alta de España y la segunda de Europa, solo superada por la Catedral de Beauvais. Si vais en Navidad, os recomiendo encarecidamente que vayáis a la misa de Nochebuena. Es especialmente mágica.

Otra buena recomendación es perderse por el antiguo casco medieval. En perfecto estado de conservación, sus laberínticas calles nos invitan a perdernos. No os preocupéis si os ocurre esto. Podréis reponer fuerzas y volver a guiaros en cualquiera de sus atractivas cafeterías y bares. Si os gusta el shopping, la zona de moda es Santa Catalina (el soho mallorquín). 

Hanway blog viajes Mallorca en invierno catedral la seu

La Catedral la Seu, una de las joyas arquitectónicas de Mallorca

2.- Descubrir el vino mallorquín

Seguramente muy pocas personas sepan que Mallorca tiene cerca de 70 bodegas. Repartidas por casi toda la isla, la mayoría son pequeñas empresas estilo boutique, aunque si queremos conocer las más tradicionales, lo mejor es ir a conocer las que están situadas en Binissalem y Santa María. Casi todas ellas, en diversas rutas diseñadas, ofrecen visita de las instalaciones y cata. Sorprende la diversidad de sus vinos, con cerca de 300 caldos diferentes para degustar. Aunque la isla es pequeña, esta gran variedad de vinos viene dada por la diversidad de componentes que conforman las tierras mallorquinas.

Hanway blog viajes Mallorca en invierno vino

Mallorca nos ofrece una gran variedad de vinos para nuestro disfrute




3.- Empaparse de su cultura

Son muchos los museos y salas de exposiciones de las que disponemos en Palma, la gran mayoría, perfectas para acudir en familia y empaparnos de la cultura y tradiciones mallorquinas. Uno de los más curiosos y relativamente nuevos es el Museo del Calzado y de la Piel (Inca). Enclavado en un antiguo cuartel de Caballería, recrea una fábrica de calzado con herramientas mecánicas, que se utilizaban en Inca en la primera mitad del siglo XX. Otro imprescindible es el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, Es Baluard, uno de los más importantes de España en su género. La Fundación Joan Miró creada por deseo del pintor catalán y de su esposa, con el objectivo de dotar a la ciudad de un centro cultural y artístico, es otra parada obligada para los amantes del arte. Por su originalidad, la Galería Horrach Moya Sa Drassana, en el barrio de la Lonja de Palma, merece una parada para admirar las obras de artistas contemporáneos de lo más variopinto.

Para disfrutar en familia, muy recomendables el Acuario de Palma, con el tanque de tiburones más profundo de Europa y el Planetario de Mallorca, situado muy cerca del bello municipio de Costitx.

Hanway blog viajes Mallorca en invierno acuario

Acuario de Palma de Mallorca

4.- Hacer deporte 

Es sabido que tanto Mallorca como el resto de las islas que conforman las Islas Baleares, son el destino elegido por la gran mayoría de equipos profesionales de ciclismo. Las duras pretemporadas invernales antes de las grandes carreras que deben disputar el resto del año, las realizan en Mallorca. El buen clima que suele tener casi todo el año y las duras carreteras de sus puertos (dicen que recuerdan a los Alpes o los Pirineos), la hacen perfecta para poder entrenar y ponerse a tono. Esto ha hecho que muchos amantes del ciclismo hayan puesto sus ojos en esta isla e imiten a los profesionales de los pedales y vengan a practicarlo a Mallorca en invierno. Para los menos osados, la zona de Es Pla nos ofrece un fácil paseo con unas impresionantes vistas.




Practicar golf es otra modalidad deportiva perfecta para visitar Mallorca en los últimos meses del año. En pocos destinos se dispone de 300 días de sol al año. Esto hace que Mallorca sea todo un atractivo para cualquier amante de este deporte que quiero practicarlo en invierno. Tenemos 22 campos de golf repartidos por toda la isla, todos ellos perfectos para que disfruten los golfistas.

Otro deporte en auge en Mallorca desde hace unos años es el barranquismo, siendo Gorg Blau y Sa Fosca el lugar perfecto para practicarlo. Una grieta de más de 200 metros de altura y, en algunas ocasiones, tan solo un metro de anchura, nos ofrece un barranco único.

Hanway blog viajes Mallorca en invierno ciclismo

El ciclismo es uno de los deportes reyes que se realizan en invierno en Mallorca

5.- Disfrutar paseando por la Tramuntana

La Sierra de la Tramuntana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2011, es un macizo que cuenta con seis picos de más de 1000 metros de altitud, siendo Puig Major el más alto (1436 metros). En la Tramuntana además se encuentran los tres grandes embalses de Mallorca: Cúber, el Gorg Blau y Puig Majo. Esta maravilla de la naturaleza se extiende por toda la costa noroeste de la isla desde Andratx, en el sur, hasta Formentor, en el norte. Existen varias rutas para los amantes de la naturaleza, el trekking y el nordic walking como la Via Verde o la impresionante Ruta de Piedra Seca (GR221) que recorre toda la cadena montañosa, la columna vertebral de Mallorca. En esta última, de mayor dificultad, es aconsejable tener mucho cuidado en invierno.

Hanway blog viajes Mallorca en invierno Tramuntana

Mallorca en invierno nos ofrece panorámicas tan bellas como esta, el pantano de Gorg Blau en la Tramuntana – Foto Carlos Pache





6.- Conocer sus fiestas tradicionales

A España se la conoce por muchas cosas en el extranjero, pero seguramente si hay algo que llama la atención al resto de países, son nuestras fiestas populares, como los San Fermines, Las Fallas, la Feria de Abril o la Tomatina. Por lógica, Mallorca también tiene sus propias fiestas tradicionales y, aunque las que más público suelen tener son las de verano, como Much de Sineu, Moros y Cristianos (Pollença) o la celebración de El Coso (Felanitx), muchas otras fiestas que se celebran en invierno tienen suficiente interés como para ir a disfrutarlas. Las más conocidas son: la Fiesta de Inca que se celebra en el mes de noviembre; la Fiesta del Estandarte en Palma, para dar la bienvenida al año nuevo; San Antoni, patrón de los animales; la Fiesta des Foguerons, en honor a San Sebastián se realizan pequeñas hogueras y bailes típicos a su alrededor; El Carnaval en la Playa de Palma en febrero y la Batalla de los Sarracenos, escenificación de los hechos acaecidos en Mallorca cuando los sarracenos desembarcaron en la isla y lucharon contra sus habitantes saliendo estos últimos victoriosos.

Hanway blog viajes Mallorca en invierno Fiesta des Foguerons

Las Fiesta des Foguerons son una de las más famosas en Mallorca en invierno

7.- Conocer Mallorca en invierno en más económico

Como ocurre en los destinos que tradicionalmente, en verano, los precios suben sustancialmente por la gran demanda, en invierno u otras temporadas, volar y alojarse en Mallorca es bastante más económico. Cierto es que en estas fechas invernales muchos hoteles cierran por temporada, pero aún así, no tendremos problema en encontrar disponibilidad. Mallorca tiene una gran y variada oferta hotelera al alcance de todos los bolsillos.

Hanway blog viajes Mallorca en invierno catedral la seu

Alojarse en Mallorca en invierno es mucho más económico

Como os decía al principio, seguramente los que conozcan mejor la isla que yo, me dirán que me he dejado algunas otras razones por las que visitar Mallorca en invierno, pero creo que estas siete que os he comentado son más que suficientes. Espero que así sea.


Te invito a que sigas informándote de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *