La Alcarria, tras los pasos de Camilo José Cela

El 6 de junio de 1946 Camilo José Cela comenzó su Viaje a La Alcarria en la Estación de Atocha (el punto desde donde arranca está señalado con la escultura en homenaje al viajero). No creo que me equivoque si digo que seguramente este libro de viajes sea uno de los más importantes de la literatura española.

Acompañado de un fotógrafo, Cela tardó diez días en visitar los 22 pueblos de La Alcarria. Para recorrer los 294 kilómetros que le supuso este viaje, muchos de ellos los tuvo que hacer a pie, aunque también usó los medios de locomoción que la época y la zona podían ofrecerle: coche, autobús, carreta o mula. Por suerte, todo esto ha mejorado y podemos disfrutar de su viaje a día de hoy mucho más plácidamente. Lo que también se agradece es que los pueblos y los puntos claves que describe Cela en su libro están tal cual o muy parecidos 70 años después.

La ruta que yo os propongo es de tres días y consta de los seis municipios más relevantes de La Alcarria. Para los más puristas, lo ideal es que comencéis como Cela cogiendo el cercanías en Atocha con destino Guadalajara, para empezar así descubriendo la historia, la cultura, la gastronomía y todo lo que la buena gente alcarreña nos puede ofrecer, escoltados además de los sonidos de la naturaleza que nos acompaña y nos rodea durante todo el viaje.

“La Alcarria es un hermoso país al que a la gente no le da la gana ir. Yo anduve por él unos días y me gustó”. Camilo José Cela

La Alcarria hanway blog viajes

Estación de Atocha

Primera etapa: Torija y Brihuega

A media hora de camino en coche desde Guadalajara, haremos nuestra primera parada en Torija. De este municipio Cela nos cuenta: “unas mujeres cantan mientras lavan la ropa. Al ver pasar el carro, paran un momento en la faena y dicen adiós con alegría, sonriendo”. “Desde esta entrada tiene un gran aspecto, con su castillo y la torre cuadrada de la iglesia”. 

El perfecto estado de conservación de esta fortaleza medieval nos permite conocer a conciencia su historia y su uso. Actualmente alberga en sus cuatro plantas un museo moderno y funcional, donde podemos descubrir y admirar los recursos turísticos de la provincia además de un espacio dedicado a la figura del Cid y otro dedicado al Geoparque de la Comarca de Molina–Alto Tajo.

En este mismo castillo, más concretamente en la Torre del Homenaje, con motivo del 5o aniversario de la publicación del libro, se creó el Museo del Viaje a La Alcarria. En sus tres plantas podemos admirar una colección de objetos personales utilizados por el Premio Nobel, ediciones únicas de la publicación, fotografías de la época, mapas y utensilios artesanales usados en la posguerra y que Cela nombra en alguna ocasión en alguno de sus escritos. Como dato curioso, decir que se trata del primer museo del mundo dedicado a un libro.

Tarifas y horarios del castillo: jueves y viernes de 11 a 14 h. Y de 16 a 19 h., sábados ininterrumpido de 10 a 20 h., domingos y festivos de 10 a 15 h. 2€ adultos, menores de 10 años gratis.

La Alcarria hanway blog viajes Castillo de Torija

Castillo de Torija

La Alcarria hanway blog viajes interior del Castillo de Torija Cela

En el interior del Castillo de Torija hay un pequeño museo dedicado a Camilo José Cela y su Viaje a La Alcarria

Nuestra primera etapa acaba en Brihuega. Lo ideal es aparcar en las afueras del pueblo y adentrarnos al casco histórico por la misma puerta por la que entró Cela a este pueblo, por la Puerta de la Cadena. Un pueblo medieval amurallado que nos sorprenderá, como le pasó al escritor, por cada esquina que nos asomemos: “Brihuega tiene un color gris azulado, como de humo de cigarro puro. Parece una ciudad antigua, con mucha piedra, con casas bien construidas y árboles corpulentos. La decoración ha cambiado de repente, parece como si se hubiera descorrido un telón”.

Dejando atrás la Iglesia de San Felipe (nos os perdáis su majestuosa portada) llegaremos caminando al los Jardines de la Real Fábrica de Paños, una antigua fábrica ya en desuso pero que por suerte, sigue abierta al público para su disfrute. Estos jardines, realizados por D. Justo Hernández Pareja en 1840, fueron diseñados imitando a los franceses de la época. Así los describía Cela en el libro: “El jardín de la fábrica es un jardín romántico, un jardín para morir, en la adolescencia, de amor, de desesperación, de tisis y de nostalgia. Al lado del gracioso almendro, que parece una señorita muerta, crece el ciprés solemne, que semeja un penitente vivo. Tras los podados, recortados bojes, florecen las paganas rosas de Jericó. Frente al mirto perenne, palidece la montaraz madreselva”.

Brihuega: Segunda parada en nuestra ruta #descubreLaAlcarria por la Puerta de la Cadena entró Cela precisamente cuando llegó a este pueblo.

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

A Brihuega se la conoce como el Jardín de la Alcarria y no precisamente por lo que os contaba anteriormente. En julio se celebra anualmente el Festival de la Lavanda. Seguro que más de uno habéis visto alguna foto de sus plantaciones y habéis pensado erróneamente que es la Toscana. En esa época del año las tierras de Brihuega se tiñen de morado creando un espectáculo impresionante. Este festival está repleto de actividades culturales, centrados en la naturaleza, la gastronomía y el arte. En anteriores ediciones han actuado artistas de la talla de Estrella Morente y Raquel Andueza.

Saliendo de los Jardines de la Real Fábrica de Paños, cruzado el pueblo, llegaréis a la zona donde se concentra el patrimonio más importante de Brihuega: la plaza de toros “La Muralla”, el Arco de Cozagón (durante años la puerta de entrada más importante del pueblo), los restos de la muralla árabe, la parroquia de Santa María de la Peña y el Convento Franciscano de San Jose, actual Museo Mundial de Miniaturas del Profesor Max, el museo de miniaturas más grande del mundo.

La Alcarria hanway blog viajes Fuente de los Doce Caños de Brihuega

Fuente de los Doce Caños de Brihuega

La Alcarria hanway blog viajes Arco de Cozagón

En este orden: Arco de Cozagón, Plaza de Toros “La Muralla” y al fondo el Convento de San José




Segunda etapa: Cifuentes, Trillo, Durón

La segunda etapa la arrancaremos desde la capital de La Alcarria, Cifuentes. Este municipio debe su nombre por el afluente del Tajo que allí nace y al centenar de fuentes naturales que se pueden encontrar. En época medieval tuvo una gran importancia para el comercio por sus excelentes comunicaciones y por el gran número de comerciantes judíos que se asentaron en él. Fue un ejemplo de convivencia entre diferentes culturas y religiones. Cela describe así su entrada: “Al mediodía los amigos entran en Cifuentes, un pueblo hermoso, alegre, con mucha agua, con mujeres de ojos negros y profundos, con comercios bien surtidos”.

La ruta la debemos comenzar desde la Iglesia de El Salvador, donde admiraremos su espectacular portada románica repleta de pequeños detalles. Dentro de la iglesia veremos el pequeño altar del que Cela nos habla en el libro. Parece ser que el cura salvó su vida (iba a ser fusilado) al devolver él mismo el púlpito de alabastro que escondió en tiempos de la Guerra Civil. Desde esta misma iglesia, bordeándola, llegaremos al antiguo barrio judío, donde todavía se mantiene en pie la sinagoga y las casas de los comerciantes. Un poco más adelante, antes de llegar a la Plaza Mayor, nos toparemos con la casa del padre de Benjamín Arbeteta, escritor contemporáneo y amigo de Cela. Arbeteta le cedió la casa para que descansara en ella en su viaje. Se distingue fácilmente por sus balcones curvos de estilo francés.

La Alcarria hanway blog viajes Arbeteta Cela

La casa de Arbeteta donde se alojó Camilo José Cela a su paso por Cifuentes en su Viaje a La Alcarria

Antes de continuar, merece la pena parar un momento en la cercana Plaza Mayor medieval y contemplar su original diseño triangular. Todavía hoy, varios siglos después, mantiene el mismo espíritu de reunión, fiestas y comercio para el que se construyó.

Como os ía decantes, Cifuentes está plagado de pequeñas fuentes naturales. Saliendo de la Plaza Mayor llegaremos a la conocida zona de Los Manantiales, lugar donde nace el río Cifuentes. Las aguas transcurren desde allí por el centro del pueblo hasta llegar a La Bolsa, lugar que describe así Cela: “En la balsa del molino, se baña una bandada de patos domésticos, graciosos, que tienen una plumita arqueada y brillante en la cola, una plumita de color gris con reflejos verdes y azules y colorados. Algunos patos duermen en la orilla, unos de pie y otros echados, con la cabeza escondida en el ala. Otros pasean graznando y moviéndose para los lados, como marineros. El viajero se asoma al pretil del puente, a vara y media del agua, y les echa unas migas de pan. Los patos acuden, presurosos, batiendo las alas sobre el agua. Los patos de la orilla, los patos que dormían, se despiertan, se esponjan, miran un instante y se echan también a nadar”. Os puedo asegurar que La Balsa está tal cuál la describe. Hasta los patos parece que han soportado el paso del tiempo y están allí esperando a los viajeros.

Antes de salir del casco, otro punto que nos describe Cela es la antigua alabardería que regentaba “El Rata”, uno de los peculiares personajes del que nos habla en su libro.

Para terminar el recorrido en Cifuentes, podéis daros un paseo por un pequeño camino rural que hay en las afueras y llegar hasta la Fuente del Piojo (realmente se llama Pioje), donde Cela nos cuenta: “Los amigos tiran por la vega, en sentido contrario del pueblo. Van a comer y echarse, después, un ratito de siesta en la fuente del Piojo, que tiene un agua clara, muy fresca, famosa en la comarca. Entre la fuente del Piojo y el río verdean las huertas. Por encima de la carretera de Gárgoles se ven los muros de un castillo en ruinas. El viejo no sabe de quién fue el castillo”.

Seguimos en ruta #descubreLaAlcarria primera parada, Cifuentes. Espectacular la portada del Convento de San Blas.

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

Si pudiéramos descender en una barca por el río Cifuentes, llegaríamos a nuestra siguiente parada: Trillo. Es en ese punto donde el Rio Cifuentes se une al Tajo y crea una espectaculares cascadas, uno de los principales atractivos de este pueblo. Cela las vio así: “La cascada del Cifuentes es una hermosa cola de caballo, de unos quince o veinte metros de altura, de agua espumeante y rugidora. Sus márgenes están rodeadas de pájaros que se pasan el día silbando. El sitio para hacer una casa es muy bonito, incluso demasiado bonito….”

En una antigua hospedería fue donde hizo noche Camilo José Cela para, al día siguiente, cruzando el majestuoso puente de Trillo sobre el Tajo, salir hacia Viana de Mondéjar en un burro prestado por un pastor. Parte de esta ruta la hice a pie y os aseguro que en algunos tramos es un pelín dura. No me extraña que se ayudara de animales para realizarla. A mitad de camino destaca sobremanera la imponente silueta de las Tetas de Viana, Monumento Natural, dos cerros gemelos descritos así por el escritor: “Al salir al terreno llamado de la Fuente de la Calinda, aparecen erizadas, violentas, las Tetas de Viana”.

La Alcarria hanway blog viajes cataratas Trillo

El Río Cifuentes crea estas cataratas espectaculares al llegar a Trillo

La Alcarria hanway blog viajes puente Trillo

Puente de Trillo

Las Tetas de Viana, que muchos las ven y pocos las maman. #descubreLaAlcarria

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

Después de hacer una buena ruta por el campo, el cuerpo pide descanso y avituallamiento. En Durón tenéis el sitio perfecto para hacerlo. Un poco antes de llegar al pueblo encontraréis en la carretera el restaurante El Cruce, parada típica de los moteros de la zona. Menú muy amplio (os aconsejo que probéis sus asados a la parrilla) y precios muy asequibles.

Tal y como dice Cela: “Durón es un pueblo donde la gente es abierta y simpática y trata bien al que va de camino. En Durón la gente habla y ríe y se muestra propicia”. Destaca sobre todo su Iglesia Parroquial de Nª Sª de la Cuesta, de mitad del siglo XVI, sus palacios y casonas de los siglos XVI al XVIII y su su fuente barroca del siglo XVIII.

Durón, al estar situado en la orilla derecha del embalse de Entrepeñas (el Mar de la Mancha) es ideal para practicar cualquier tipo de deporte acuático. Como veis en la foto de abajo, yo aproveché la oportunidad. Espero que con las lluvias que se avecinan el caudal del embalse suba y no presente el aspecto actual.

Después de una comilona hace una siesta, no? Pues no, a darle al remo #descubreLaAlcarria ‍♀

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el






Tercera etapa: Pastrana

Para mí, de este recorrido por La Alcarria, Pastrana es la joya de la corona. Su rico y abundante patrimonio y la historia que atesora, nos obliga a detenernos más tiempo para poder disfrutar y enriquecernos mientras seguimos los pasos de Cela. Ya lo decía él: “Pastrana es mucho pueblo para patearselo en un día”. 

La Plaza de la Hora, tal y como se conoce a la plaza principal del pueblo, debe ser nuestro punto de partida. Así la describía Cela en 1946: “La plaza de la Hora es una plaza cuadrada, grande, despejada, con mucho aire. Es también una plaza curiosa, una plaza con sólo tres fachadas, una plaza abierta a uno de sus lados por un largo balcón que cae sobre la vega, sobre una de las dos vegas del Arlés”. Coloquialmente se le puso este nombre debido a la época del encarcelamiento de la Princesa de Éboli, ya que, durante su encierro el único contacto que tenía con el exterior era poder salir a la reja del torreón del levante durante una hora al día. La plaza está tal y como la describe Don Camilo en su libro y, gracias a esta buena conservación, tuve la misma sensación que el escritor al llegar a ella: “A la mañana siguiente cuando el viajero se asomó a la Plaza de la Hora y entró de verdad para su uso, en Pastrana, la primera sensación que tuvo fue la de encontrarse con una ciudad medieval, una gran ciudad medieval”. 

La Alcarria hanway blog viajes Palacio Ducal de Pastrana

Palacio Ducal de Pastrana

La reja del torreón por donde se asomaba la Princesa de Éboli (Ana de Mendoza de la Cerda) está situada en la torre derecha del Palacio Ducal. De obligada visita, allí podéis descubrir la triste y trágica vida de esta princesa encarcelada por Felipe II sin todavía saber muy bien por qué y de las disputas que tuvo Santa Teresa de Jesús con Doña Ana. Este Palacio, por suerte, fue rescatado de la ruina por la Universidad de Alcalá de Henares. Entre sus tesoros destacan los zócalos de azulejería toledana de estilo mudéjar.

La Alcarria hanway blog viajes La habitación de la hora del Palacio Ducal

La habitación de la hora del Palacio Ducal por donde se asomaba la Princesa de Éboli

Una vez salgamos del Palacio Ducal, giramos a la derecha y nos adentramos en el casco histórico para descubrir y disfrutar con calma de sus calles enrevesadas y llenas de historia: “Pastrana es una ciudad con calles de nombres hermosos, llenos de sugerencias: calle de las Damas, del Toro, de las Chimeneas, calle de Santa María, del Altozano, del Regachal, calle del Higueral, del Heruelo, de Moratín”. Callejeando llegaremos a la Colegiata de nuestra Señora de la Asunción, donde os recomiendo hacer otra parada para admirar en su museo la colección de tapices góticos de la conquista de las plazas del norte de África por las tropas de Alfonso V de Portugal realizados en 1475 – 1480, únicos en el mundo y de un valor incalculable. También destaca por su pórtico tal y como la describía Cela: “La iglesia es muy histórica y está cargada de recuerdos de pasadas grandezas, pero al viajero se le ocurre que, sin duda, lo más hermoso que tiene es su pórtico y su rosal de rosas de té”.

La Alcarria hanway blog viajes tapices góticos Pastrana

La colección de tapices góticos de Pastrana es sencillamente espectacular

Muy cerca de esta iglesia llegaremos al convento de San José (para monjas), uno de los dos que fundó Santa Teresa de Jesús en 1569 por orden de los Príncipes de Éboli, con el fin de fundar un convento de Carmelitas Descalzas. Este convento destaca por su singular arquitectura, ya que fue levantado gracias a la unión de varias casas. El otro convento que fundó la santa, a las afueras de Pastrana, es el de San Pedro (hoy del Carmen) para hombres.

Antes de iros de Pastrana, mientras seguís disfrutando de su historia, os recomiendo hacer una parada en Avícola Valdelacasa, la única envasadora de miel de Pastrana. La Alcarria posee seguramente una de las mejores mieles del mundo. Como dato, os diré que la producción que realizan en la zona la venden al 100 % todos los años, no solamente a nivel nacional, sino también en el exterior, siendo los países árabes los mayores compradores. En esta envasadora encontraréis a su propietario, Luis Jabonero. Él podrá enseñaros su trabajo artesanal y la producción de las distintas variedades de miel que comercializa. Un auténtico manjar para nuestros paladares y medicina de la buena para nuestra salud.

La Alcarria hanway blog viajes miel Pastrana

Luis Jabonero proprietario de Avícola Valdelacasa

Dónde dormir

Aunque en todos los pueblos que recorren la ruta de La Alcarrias podéis encontrar alojamientos para poder descansar en cada una de las etapas, os recomiendo que hagáis lo mismo que yo y elijáis solo uno, así evitaréis hacer y deshacer maletas con el engorro que esto conlleva. Además, las distancias entre estos municipios no es muy grande y las carreteras están en buen estado. Si decidís seguir este consejo, lo ideal, por comodidad, es coger un punto intermedio: Trillo. Aquí encontraréis seguramente uno de los mejores establecimientos de la zona, el Balneario Carlos III. Un hotel con todas las comodidades de un establecimientos de 4 estrellas. Su decoración interior vintage y moderna destaca y sorprende por su diseño clásico exterior. Sus aguas mineromedicinales con múltiples funciones orgánicas ya eran usadas por los romanos hace siglos. La piscina del SPA es de uso gratuito para sus huéspedes, pero además, tienen más de 40 tratamientos diferentes. Estoy seguro que después de recorrer La Alacarria, agradeceréis descansar en este hotel y disfrutar de algunos de sus circuitos termales.

La Alcarria hanway blog viajes Balneario Carlos III de Trillo

Balneario Carlos III de Trillo

La Alcarria hanway blog viajes

Mapa del viaje de Cela por La Alcarria

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *