Guadalest, porque Alicante no es solo playa y sol

Pues sí señores, aunque el título de este post parezca de perogrullo, todavía hay mucha gente que piensa o no sabe que en Alicante y, en general, en todo el levante español, además de magníficas playas y un sol espléndido casi todo el año, existen pueblos de interior con encanto dignos de estar entre los más bellos de nuestro país. La Torre de le Maçanes, Campell, Agres o Planes, son algunos de los municipios que la gran mayoría de la gente desconoce. Pero si hay uno que destaque del resto, para mí es Guadalest. Lo curioso de todo es que este pueblo, aunque sea el más turístico de todos los municipios de interior de Alicante por su cercanía a la costa, aún así todavía hay gente que no se acerca por desconocimiento a su bello casco histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1974.

Pero este pintoresco pueblo no solo destaca por su patrimonio cultural y artístico. La grandeza del valle que rodea Guadalest es de una belleza abrumadora. Desde lo alto de este valle se domina el pantano con el mismo nombre y toda la sierra de interior. No en vano, a su alrededor encontramos los picos más altos de la provincia de la Comunidad Valenciana: al norte Sierra de la Xortà (1.126 m), al sur Sierra de Aitana (1.558 m) y hacia el oeste, la Sierra Serrella (1.361 m). En invierno, pasear por estos montes nevados, con el mar de fondo en nuestro horizonte, es espectacular.

Hanway blog viajes Guadalest fortaleza Alcozaiba vistas

Guadalest domina la sierra de Alicante

Hanway blog viajes Guadalest Pantano

Pantano de Guadalest

El conjunto urbano está divido en dos zonas: por un lado el barrio de estilo medieval conocido como el barrio del castillo, protegido por un lado por la antigua muralla que defendía Guadalest y por otro, por lo escarpado de la montaña donde se sitúan sus casas; y el barrio del Arrabal, la ampliación fuera de la zona amurallada que sufrió el municipio debido al crecimiento en su población. Yo os recomiendo empezar por el primero y así poder avanzar en el tiempo poco a poco por sus calles y descubrir sin prisas su historia, cultura y costumbres.

Hanway blog viajes Guadalest barrio castillo

Barrio del castillo

Hanway blog viajes Guadalest barrio arrabal

El barrio del Arrabal creció a extramuros debido al crecimiento demográfico de Guadalest

Para llegar al barrio del castillo lo mejor es aparcar en cualquiera de los parkings públicos que encontramos nada más llegar. Ascendiendo por calles estrechas y empedradas llegaremos a la puerta principal de entrada. Excavada en una roca, esta entrada a la zona amurallada nos da paso a un bello y singular casco histórico, donde las casas de una sola planta y casi todas teñidas de blanco, nos dan la bienvenida. El casco antiguo es pequeño, lo que nos pueda llevar al error de pensar que hay poco que ver y que la visita será rápida. Este pequeño barrio medieval de origen árabe esconde muchos rincones con encanto que hará que nuestra visita se alargue mucho más de lo que pensábamos.




Hanway blog viajes Guadalest puerta principal

La puerta principal para entrar al barrio del Castillo está excavada en una roca

Hanway blog viajes Guadalest calles

Nada más cruzar la puerta principal de Guadalest nos encontramos con su maravilloso casco histórico

Para llevar un orden más o menos lógico, lo mejor es subir hasta la pequeña plaza donde se encuentra el ayuntamiento. En los bajos de la casa del pueblo, en lo que eran antiguamente unos aljibes para acumular el agua de la lluvia, encontraréis la antigua prisión de Guadalest, que data del siglo XII. Descendiendo de nuevo por la calle principal, la segunda parada que debemos de hacer será la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVIII, que tuvo que ser remodelada casi al completo en los años sesenta después de que en la Guerra Civil sufriendo diversos saqueos e incendios.

Hanway blog viajes Guadalest ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento

Hanway blog viajes Guadalest Iglesia Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia Nuestra Señora de la Asunción

Hanway blog viajes Guadalest interior Iglesia Nuestra Señora de la Asunción

Interior de la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción



Justamente al lado de la iglesia se encuentra seguramente el conjunto patrimonial más importante de Guadalest: la Casa Orduña, la Fortaleza de Alcozaiba y el Castillo de San José. La entrada para poder contemplar el interior de estos edificios es un poco elevada (4 €), pero merece mucho la pena:

La “Casa Gran” de El Castell de Guadalest o “Casa Orduña” fue construida después del gran terremoto de 1644 que arrasó la comarca y asoló las dependencias del castillo. Después de que fuera incendiada y saqueada durante la Guerra de Sucesión (1708), la familia Orduña, a lo largo de la historia, recuperó poco a poco todo su esplendor. Gracias a la rehabilitación de este edificio podemos hacernos una idea de como vivía una familia nobiliaria alicantina en el siglo XIX, con la distribución y decoración de la época. Tiene cuatro niveles y una bodega todos ellos visitables, donde yo destacaría la biblioteca, la sala de los mapas, las salas nobles y la cocina con su despensa. Durante todo el año en Casa Orduña suele haber diversas exposiciones culturales bastante atractivas.

Hanway blog viajes Casa Orduña

Uno de los salones de la Casa Orduña

Hanway blog viajes Casa Orduña exposiciones

En Casa Orduña suele haber exposiciones todo el año

Saliendo por la parte superior de la casa avanzamos hacia las dos fortalezas. La primera que nos encontramos es la de Alcozaiba. De esta fortificación musulmana del siglo XI, por desgracia y debido también al terremoto del ´64 y a la Guerra de Sucesión, solo queda una torre en ruinas. Aún así merece la pena subir para disfrutar de una de las mejores panorámicas de Guadalest.

Hanway blog viajes Guadalest Fortaleza de Alcozaiba

De la Fortaleza de Alcozaiba solo se mantiene en pie una torre



La visita de este conjunto de tres edificios acaba en el Castillo de San José. También de origen musulmán y levantado en la misma época que la Fortaleza de Alcozaiba, se encuentra situado sobre una roca en la punto más elevado de Guadalest. Por su estratégica posición geográfica, este castillo tuvo un papel muy importante a lo largo de la Edad Media y Moderna. Ascendiendo por sus cuestas enrevesadas nos encontraremos con un vía crucis que desemboca en el antiguo cementerio del pueblo.

Hanway blog viajes Guadalest Castillo San José subida

El Castillo de San José se encuentra en el punto más alto de Guadalest

Hanway blog viajes Guadalest via crucis

Via Crucis subiendo al Castillo de San José

Hanway blog viajes Guadalest cementerio

Cementerio de Guadalest

Hanway blog viajes Guadalest panorámica

La panorámica de Guadalest desde el Castillo de San José es espectacular

Para terminar la visita y como curiosidad, llama la atención que siendo un pueblo tan pequeño tenga seis museos repartidos en los dos barrios. De los seis, destacaría el Museo Microgigante y Museo de Microminiaturas donde las miniaturas son las protagonistas, algunas tan originales como Los Fusilamientos del 2 de Mayo pintados en un grano de arroz o una plaza de toros construida en la cabeza de un alfiler. También es llamativo el Museo Etnológico con una exposición permanente sobre la vida cotidiana de sus habitantes durante los siglos XVI al XX, así como una extensa colección de armas antiguas. Los otros museos que podemos visitar son el Museo de vehículos históricos, el Museo Histórico Medieval, el Museo Antonio Marco y el Museo de Saleros y Pimientos.





Dónde comer en Guadalest

Merece la pena antes de abandonar este valle parar a comer en alguno de los muchos restaurantes que podemos encontrar tanto en el casco antiguo, como en los alrededores de Guadalest. Choca bastante que, estando tan cerca de la playa, la gastronomía de la sierra de Alicante sea tan distinta. En esta zona predomina los platos de caza hechos al horno, los guisos, los platos de verduras, etc… Una buena opción, y con una calidad/precio muy razonable, es el Restaurante Xorta, situado a las afueras de Guadalest, en las faldas de unas montaña. Las vistas que tenemos desde este local también alimentan.


Te invito a que sigas informándote de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!





2 Comments

  • Irene dice:

    ¡Qué sorpresa de post!

    viendo fotos de lugares para ir de escapada me encontré hace tiempo con este pueblo. Qué bien leer ahora información tan detallada, que me haga tenerlo en cuenta para esos dos días de fin de semana que tan bien vienen 😉 ¡cuántos museos y visitas! ideal sumado al encantador pueblo. Me ha quedado la duda de si en el pantano se puede hacer alguna actividad, ya que tiene muy buena pinta.

    Cuando vaya, te cuento 😉

    un abrazo,

    Irene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *