Descubriendo el Alentejo más profundo por la Ruta Vicentina

La Ruta Vicentina es una ruta de senderismo a lo largo de la costa Suroeste de Portugal, teniendo el punto de partida en Santiago de Cácem y terminando en el Cabo de San Vicente, de ahí el nombre de este camino (aunque ahora también se puede hacer de forma inversa). Puesto en marcha en 2012, este proyecto de turismo de naturaleza es una vía de desarrollo formidable y única para esta región de paisajes despoblados y apartados. El Alentejo representa más de un tercio del territorio de Portugal, pero aloja solo el cuatro por ciento de la población. Esta ruta está incluida también dentro del gran Sendero Europeo E-9 que recorre una distancia de unos 5.000 kilómetros desde el Cabo de San Vicente en Portugal a San Petersburgo en Rusia.

Debido a la dificultad de cultivos en esta tierra yerma, donde el trigo y el caucho de los alcornoques han sido durante años la base que ha mantenido a buena parte de los pueblos de la zona, es una de las regiones más desfavorecidas de Portugal. Por desgracia, el cultivo masivo de eucalipto para el uso de la madera ha empobrecido poco a poco aún más esta tierra tan poco fértil. Estas dificultades han provocado, sobre todo en los pequeños pueblos de interior, que los vecinos vivan en comunidad, ayudándose desde hace años unos a otros. Y aquí esta la base principal y el éxito de la Ruta Vicentina: su gente. Personas nobles, luchadoras y de corazón abierto que no han querido abandonar sus tierras, para no perder así sus raíces y mantener vivas sus costumbres y tradiciones.

Hanway blog viajes la Ruta Vicentina Sendero Histórico

Sendero Histórico de la Ruta Vicentina

Por ser una zona poco explotada turísticamente, los habitantes de esta parte de Alentejo no están acostumbrados a los viajeros y en cierto modo, puedo llegar a entender el temor que tienen algunos a abrir sus casas y su mundo a un escenario completamente nuevo para ellos, generándose incertidumbres e inseguridades. Esto lo pude comprobar mientras hacia parte de la Ruta Vicentona, por lo que aprovecho para hacer un pequeño llamamiento: hagamos que entre todos sea lo más suave y delicado posible. Que este maravilloso proyecto no acabe arrollando y acabando con unas tradiciones centenarias absolutamente maravillosas. Disfrutemos de todo lo que nos ofrecen sin alterar su día a día y sin que nuestro mundo vertiginoso les invada y acaben sucumbiendo por el éxito. Y lo que es más difícil, recemos porque el éxito no acabe llenando de inmobiliarias una costa salvaje y arrebatadora destruyendo para siempre una paisaje maravilloso.

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero pescadores Vila Nova de Milfontes pescador

La Ruta Vicentina nos permite convivir con los vecinos de la zona y aprender sus tradiciones y costumbres

Senderos en la Ruta Vicentina

La Ruta Vicentina está dividida en dos grandes senderos bien diferenciados: Sendero Histórico, recorriendo el interior de Alentejo por caminos poco transitados disfrutando de paisajes naturales que se han mantenido inalterables en el tiempo; y el Sendero de los Pescadores, la ruta litoral de la Costa Vicentina donde la fuerza del viento y los paisajes abruptos nos harán compañía en nuestro camino.




Además, en diversas de estas etapas, nos iremos encontrando con Senderos Circulares, pequeñas rutas que nos servirán para ahondar un poco más en Alentejo y conocer así más profundamente su historia, cultura, gastronomía y tradiciones.

La soledad de sus caminos, las flora silvestre, las playas desiertas y las olas del Atlántico serán nuestros fieles compañeros a lo largo de la accidentada Ruta Vicentina.

Hanway blog viajes la Ruta Vicentina

Etapas y senderos de la Ruta Vicentina

A continuación os cuento con detalle cada uno de estos senderos:

  • Sendero Histórico

Aunque esta ruta lleva pocos años comercializándose, los caminos que recorren los pueblos y comarcas del interior del Alentejo tienen una antigüedad de cientos de años. Gracias a este distanciamiento del turismo de masas, sus senderos rodeados de alcornoques, valles, cordilleras y lagos parecen parados en el tiempo, lo que nos da la oportunidad de disfrutar en plenitud de la cultura e historia local.

El Sendero Histórico está compuesto de 12 etapas a lo largo de los 230 kilómetros de los que consta esta ruta, donde atravesaremos pequeños pueblos aislados de grandes centros urbanos como Odemira, Santiago do Cácem o San Luis. La belleza que otorga la naturaleza y el buen hacer de las autoridades locales ha llegado a conseguir que este sendero sea distinguido con la Certificación Europea “Leading Quality Trails – Best of Europe”, entrando así en el club exclusivo de los mejores caminos para recorrer a pie por el viejo continente. Esto nos asegura que la experiencia que vamos a vivir en Alentejo es de máxima calidad.

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero circular

Los alcornoques son nuestros fieles compañeros en el Sendero Histórico

Hanway blog viajes la Ruta Vicentina Alentejo

Los caminos del Sendero Histórico suelen estar muy poco transitados

Pego Das Pias, una de las maravillas que encontramos realizando la #RutaVicentinaTrip #Alentejo #RotaVicentina #Portugal @visitalentejo_es

Una publicación compartida de Javier Hernández (@javier_hdez) el

Las doce etapas las podemos recorrer por completo a pie o en bicicleta de montaña (BTT), aunque también hay algunos tramos o senderos que los podemos realizar a caballo. Si podéis, nos dejéis pasar la oportunidad de hacer alguna excursión en alguna de las muchas hípicas que hay por la zona. Disfrutar dos horas al trote rodeados de naturaleza salvaje y bosques frondosos mientras oteamos el océano en el horizonte, no tiene precio. Para vivir algo así, os recomiendo la empresa Herdade da Matinha en el municipio Cercal do Alentejo.

Hanway blog viajes la Ruta Vicentina caballo

Gran parte de la Ruta Vicentina se puede recorrer a caballo

  • Sendero de los Pescadores

El Trilho dos Pescadores (sendero de los pescadores) es la parte litoral de la Ruta Vicentina, recorriendo más de 100 kilómetros a lo largo del Parque Natural del Suroeste Alentejano y la Costa Vicentina. Usando los caminos que los vecinos llevan usando desde toda la vida para acceder a las playas e ir a pescar, podemos realizar este sendero en cuatro etapas.




Por lo abrupto y escarpado en algunos tramos de esta ruta, solo podremos realizarla a pie, lo que nos permitirá disfrutar con tranquilidad de los bellos paisajes de la costa. Comprobaremos como en sus inmensas playas, en sus solitarias calas y en sus escarpados acantilados, el agua del océano no conoce la calma. La dureza del paisaje costero y la naturaleza salvaje que nos rodea, nos pondrá a prueba día a día mientras lo recorremos.

El Sendero de los Pescadores es la parte litoral de la #RutaVicentinatrip Absolutamente espectacular #Alentejo @VisitAlentejoEs #Portugal

Una publicación compartida de Javier Hernández (@javier_hdez) el

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero pescadores

Cada dos semanas voluntarios adecentan y arreglan la señalética del Sendero de los Pescadores

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero pescadores playas

Las playas y calas que nos encontramos son de una belleza abrumadora

A lo largo de este sendero iremos descubriendo pequeños pueblos costeros de Alentejo como Zambujeira do Mar o Vilanova de Milfontes, donde podremos además disfrutar, por ejemplo, de una excursión en un pequeño barco navegando por el Río Mira hasta su desembocadura en el Océano Atlántico o realizando diversas actividades deportivas acuáticas como el surf o el paddle surf.

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero pescadores Vila Nova de Milfontes

Navegar por Vila Nova de Milfontes es una de las experiencias que podemos vivir en la Ruta Vicentina

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero pescadores Vila Nova de Milfontes paisaje

Vila Nova de Milfontes

Hanway blog viajes la ruta vicentina sendero pescadores playas Algarve

Odeceixe, primer pueblo del Algarve que nos encontramos por el Sendero de los Pescadores viniendo de Alentejo

  • Senderos circulares

Son ocho los senderos circulares (en total suman unos 90 kilómetros) los que podemos encontrar en la Ruta Vicentina. La media que nos pueden ocupar estas rutas son de 5 horas más o menos y todas empiezan y acaban en un mismo punto. Son perfectas para hacer una parada de uno o dos días en nuestro camino y conocer mejor así esta tierra portuguesa, descubriendo pequeños tesoros escondidos en sus bosques y montañas, como el embalse de Santa Clara Velha. En este bello paraje natural rodeado de árboles y cerros cubiertos de jara, reina el silencio y la vida pausada. Un alto en el camino de este sendero circular para tomar un baño en sus plácidas aguas, será algo completamente irresistible para cualquier viajero que ande por la zona.

Hanway blog viajes sendero circular la Ruta Vicentina

Sendero circular en Santa Clara Velha

Hanway blog viajes la Ruta Vicentina embalse Santa Clara

Embalse de Santa Clara Velha

Menuda postal nos ha regalado el pueblo de Santa Clara para terminar hoy la #Rutavicentinatrip #Alentejo 😍 @visitalentejo_es

Una publicación compartida de Javier Hernández (@javier_hdez) el

Proyectos culturales con los vecinos de Alentejo como protagonistas

En paralelo a los senderos de la Ruta Vicentina, se están creando 15 programas culturales alternativos donde los vecinos de Alentejo son los protagonistas. La idea principal de estos programas es aunar el arte, la cultura y las tradiciones locales e interactuar con los visitantes sin que estos interrumpan la actividad de los vecinos de la zona. Para estos programas, la Ruta Vicentina cuanta con la colaboración de la excepcional coreógrafa Madalena Victorino, toda una eminencia de las artes en Portugal, quien se encarga de la coordinación y creación de los proyectos. Estos programas arrancan dentro de tres meses, aunque ahora mismo está en pruebas el primero de ellos: Arrátel  (unidad de medida del lino en portugués).

Por suerte, en mi estancia durante unos días en Alentejo, tuve el privilegio de ser una de las primeras personas que disfruta de este tipo de experiencias. Gracias al programa Arrátel pude conocer a Odette, protagonista principal de esta historia.

Llegar a la casa de Odette no es fácil. La travesía de unos 7 kilómetros por caminos de tierra y piedra nos hace ir lentos, lo que nos ayuda a imaginar la forma de vida tranquila, sosegada y humilde que debe tener esta señora. Y aún más nos sorprende cuando nos cuentan que Odette salió de este pueblo para irse a Lisboa con 17 años. Como muchos otros vecinos de la zona, volvió a la tierra que la vio nacer para atender a sus mayores e intentar cuidar y mantener sus raíces para que no caigan en el olvido.




Durante la hora de convivencia con Odette pude descubrir como vivía de pequeña, ya que su casa se ha mantenido inalterada en el tiempo, alejada de cualquier tipo de avance o modernidad. Por ejemplo, nada más llegar nos enseñó la antigua destilería que levantó su padre (llegó a ser la más importante de toda la comarca) donde dio a probar el aguardiente casero que se lleva haciendo de la misma manera desde hace décadas. Bebida que tomaban los campesinos antes de comenzar la jornada para matar “el bicho”. Os aseguro que mata el bicho y despierta a un muerto.

Hanway blog viajes la ruta vicentina proyecto arratel

Odette nos abre las puertas de su casa y nos enseña la antigua destilería levantada hace años por su padre

En la hora de convivencia en el hogar de Odette también pude descubrir como, de pequeña, tenía que andar todos los días hora y media para llegar a la escuela más cercana a su casa y como puso fin a esto su padre en 1968 levantando una escuela a escasas metros de su hogar. Por desgracia, la despoblación de estas tierras hizo que este pequeño colegio cerrara en 1989 al tener tan solo tres alumnos para escolarizar. Hoy en día es un lugar de memoria para todo el que lo visite.

Hanway blog viajes la ruta vicentina proyecto arratel escuela

La antigua escuela es ahora un pequeño museo

Gastronomía típica de Alentejo en la Ruta Vicentina y restaurantes

De la misma manera que el paisaje y el clima cambia dependiendo del sendero que elijamos en la Ruta Vicentina, su gastronomía también varía bastante dependiendo si nos encontramos en la costa o en el interior de Alentejo. El único plato que encontraremos en todos los hogares y restaurantes de esta zona (realmente en todo Portugal) es el bacalao, porque en este país se puede cocinar de 365 formas, tantas como días tiene un año. Y a cuál mejor. De estos campos rudos destacan también sus vinos robustos y sus aceites de oliva de alta calidad.

En el sendero histórico priman los platos elaborados con productos que les ofrece el campo. Aunque el cultivo en esas tierras poco fértiles es bastante complicado, los aventajemos han sabido sacarle partido a esa austeridad elaborando aún así platos sabrosos y contundentes elaborados principalmente con legumbres, cerdo y cordero. La gastronomía de Alentejo tiene el mérito de sacar el máximo provecho de sus productosAlgún ejemplo a esta gastronomía son la açorda (una sopa caliente parecida a la Castellana, elaborada con pan, huevo y ajo), la Cabeça de porco (cabeza de cerdo), el O porco à alentejana y el Cozido de grao ou de feijoada (cocido de garbanzos o de alubias con pescado o carne). Este último plato muy recomendable tomarlo por ejemplo en la Pousada de Santa Clara Velha.

Por el contrario, en el Sendero de los Pescadores, por lógica, las materias prima que dominan sus platos son el pescado fresco de sus costas y el marisco, como la lubina, el pulpo, las almejas, los calamares fritos, etc… ¡¡¡Auténticas delicias para nuestros paladares!!! Si queréis saborear cualquiera de estos manjares, destacan los restaurantes A Ilha (Ilha do Pessegueiro) y Porto Das Barcas (Vila Nova de Milfontes) con productos de temporada.

Hanway blog viajes la Ruta Vicentona comida arroz con marisco

Arroz caldoso con marisco en el restaurante A Ilha (Ilha do Pessegueiro)

Hanway blog viajes la Ruta Vicentina comida

El pescado es la base fundamental en los platos del restaurante

Dónde dormir en la Ruta Vicentina

En mis últimos viajes a Portugal, tengo la suerte de estar descubriendo la nueva y fantástica planta hotelera de interior. Si históricamente en España solo se tenía como referente de buena hotelería rural portuguesa las Pousadas (nuestros Paradores portugueses), desde hace unos años esta tendencia ha ido cambiado y ya son muchos los hoteles de interior con una calidad y servicio que sobrepasa a la cadena perteneciente al Grupo Pestana. Y este buen hacer se nota nada más entrar en cualquiera de los establecimientos que tuve el placer de poder conocer por la Ruta Vicentina. Porque entrar en estos establecimientos en como entrar en tu casa. Sus propietarios no solo nos abren las puertas de sus casas. Su hospitalidad y excelente trato y educación nos harán vivir de lleno una experiencia completamente perfecta e inolvidable, donde podremos entrar hasta la cocina (literalmente) y convivir con ellos, aprendiendo de su cultura y tradiciones.

En el Sendero Histórico a destacar las fincas Naturate Campo (San Luis) y Quinta do Chocalhinho (Odemira) y la Pousada de Santa Clara. En estos establecimientos, además de alojarnos, descansar en paz en medio de la naturaleza y tomar fuerzas con ricos pucheros caseros, disponen de actividades deportivas alternativas para los huéspedes como rutas a caballo por sus tierras o actividades acuáticas. En el Sendero de los Pescadores la mejor opción en Vila Nova de Milfontes es hacer noche en el recién inaugurado hotel Guarda Ríos. De construcción moderna y funcional, su perfecta ubicación hará que nuestra estancia sea perfecta.

‪Cada día más fan de los hoteles con encanto del interior de #Portugal como el @Naturarte en #RutaVicentinaTrip #Alentejo ‬#RotaVicentina

Una publicación compartida de Javier Hernández (@javier_hdez) el

Pousada de Santa Clara a Velha la Ruta Vicentina

Pousada de Santa Clara


Compra tus viajes en mi web: Hanway Viajes

Hanway viajes


Te invito a que sigas informándote de mis viajes en mis redes sociales:

 

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *