Wadi Rum, el desierto rojo de Jordania

Wadi Rum o Uadi Rum, el Valle de la Luna, es un área protegida que cubre 720 kilómetros cuadrados de dramática soledad de desierto en el sur de Jordania. Uadi Rum es el primer sitio mixto (Natural y Cultural) declarado Patrimonio de la Humanidad (2011) por la Unesco en Jordania. Las enormes montañas de arenisca y granito son el hogar de varias tribus beduinas y sus tiendas de pelo de cabra son una característica del paisaje. Se hace difícil pensar que en este lugar todavía pueda haber gente que esté asentada. Aunque los tiempos han cambiado, muchos beduinos se siguen dedicando como sus antepasados a la ganadería (la mayoría) y al comercio. Otros como los de la tribu zalabia, se dedican al turismo. Ellos nos enseñarán los lugares mágicos de este increíble rincón jordano, sus leyendas e historias increíbles, algunas de ellas protagonizadas por el mismísimo Lawrence de Arabia.

Si antes de llegar no has leído nada sobre Wadi Rum, lo normal es pensar que es el típico desierto árido, lleno de dunas y plano hasta donde te da la vista. Pues no es así y en gran medida, es parte de su encanto y belleza. Es un desierto que, curiosamente y aunque parezca extraño, está lleno de vida. Porque en Wadi Rum llueve, pocas veces, pero llueve. El color rojizo de su tierra hace que sea un lugar único. Las altas montañas (la más alta de Jordania se encuentra aquí, se llama Jabal Ramm y mide 1834 metros) y acantilados han conformado desfiladeros y cañones espectaculares. Un lugar perfecto para los amantes del senderismo, turismo de aventura y la escalda.

Wadi Rum Hanway blog viajes

Nunca podré olvidar la inmensidad del desierto y el silencio sobrecogedor

Wadi Rum Hanway blog viajes beduinos Jordania

El transporte, para algunos beduinos, ha mejorado sustancialmente

Wadi Rum Hanway blog viajes desierto Jordania

Entrada principal para los turistas al desierto de Wadi Rum

Reconociendo que el desierto es sobrecogedor y de una gran belleza, tengo que admitir que el recuerdo que más me marcó fue la experiencia de conocer a los beduinos, a su pueblo. Gente humilde pero con un corazón enorme. Abiertos y hospitalarios desde el primer momento, te enseñan a convivir con ellos enseñándote con paciencia sus costumbres milenarias. De ellos pude aprender muchas cosas, pero tengo dos grabadas para siempre en la memoria y que seguro os puede venir bien si andáis por allí algún día:

  • Si por algún casual necesitas alimento, agua y cobijo en alguna de sus jaimas, el beduino jamás te la negará. Es más, durante los tres primeros días, por respeto, no te pedirá explicaciones de por qué y cómo has llegado allí.
  • La ceremonia del café al dar la bienvenida a un invitado. Es costumbre tener tres pequeñas tazas de té o café antes de que el anfitrión se siente y discutir los asuntos con su invitado. Nunca pidas una cuarta, ya que es síntoma de codicia.
Wadi Rum Hanway blog viajes montañas desierto Jordania

En Wadi Rum encontramos elevadas montañas, a diferencia de otros desiertos

Wadi Rum Hanway blog viajes panorámica Jordania

Wadi Rum Hanway blog viajes camellos beduinos Jordania

Jaima de beduinos. En ellas se puede dormir al raso

Si tenéis oportunidad de ir a Wadi Rum, además de realizar una excursión en 4×4, camello y hasta en globo (si el tiempo lo permite) os aconsejo una actividad que yo por desgracia no pude hacer, pero que muchas personas, a la vuelta de mi viaje, me hablaron maravillas: ver el atardecer y dormir al raso. Por lo que me han contado, es un auténtico espectáculo. ¿Os imagináis durmiendo en el desierto bajo el manto de estrellas? Debe de ser algo inolvidable. Ya tengo la excusa perfecta para volver.




Wadi Rum Hanway blog viajes tribu zalabia Jordania

Beduino de la tribu zalabia

Wadi Rum Hanway blog viajes fotos beduinos desierto Jordania

Grupo de beduinos resguardándose del sol

Wadi Rum Hanway blog viajes cañones desierto

Impresiona poder conducir entre los cañones de Wadi Rum

Wadi Rum Hanway blog viajes viviendas beduinas Jordania

Zona de descanso preparada para los turistas que deciden pasar alguna noche en Wadi Rum

Lawrence de Arabia y Wadi Rum

Wadi Rum tiene argumentos suficientes para descubrirlo y disfrutarlo. Pero hay que reconocer que la leyenda que Lawrence de Arabia dejó en él, hace que mucha gente quiera pisar este desierto para revivir la historia de este conocido oficial inglés. Porque Occidente conoce Uadi Rum gracias a T. E. Lawrence, ya que lo usó como base de operaciones durante la Rebelión Árabe de 1917-1918. Fue una pieza clave para que esta zona lograra la independencia, ayudando al pueblo beduino a sabotear las vías del ferrocarril del Hiyaz para evitar el transporte de soldados y armamento.

En los años ochenta, una de las formaciones rocosas más espectaculares de Uadi Rum fue nombrada Los Siete Pilares de la Sabiduría en honor al libro del mismo nombre de Lawrence, aunque no tiene nada que ver con él.

Si os interesa saber algo más sobre la historia de Lawrence de Arabia, os aconsejo que veáis la película sobre su vida que se rodó en 1962. Gran parte del film se grabó en Wadi Rum. Pero no solo se ha grabado en este desierto esta película. Wadi Rum también ha servido de “escenario” para Planeta rojo (2000) y la recién estrenada Marte del director Ridley Scott.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *