Visita a Olympiapark, Munich

Aunque Munich tiene muchas cosas mucho más interesante que descubrir, hoy os vengo a hablar de Olympiapark, la Villa Olímpica donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1,972. Esta villa Olímpica es tristemente conocida por el secuestro y asesinato de 11 integrantes del equipo olímpico de Israel por el comando Septiembre Negro. Pero no vengo a contaros detalles morbosos de ese suceso tan triste y lamentable. Me quiero centrar en la villa y sus magníficas instalaciones.

Olympiapark está en el centro de Munich. Antes de la Segunda Guerra Mundial, los terrenos donde está situada eran parte del antiguo aeropuerto de la ciudad. Para llegar desde el centro, lo puedes hacer en autobús, en bicicleta gracias al fantástico carril bici de la ciudad, tranvía (12, 20, 21 y 27) o en metro (U-Bahn) a la parada Olympiazentrum en las líneas U1 y U3. En cualquier caso es muy sencillo llegar.

Hanway

Olympiapark

Hanway

Interior del estadio olímpico de Olympiapark

A diferencia de la gran mayoría de otras sedes olímpicas, en Munich se siguen utilizando para diversos eventos, casi todos relacionados con el deporte, la casi totalidad de los edificios e instalaciones que se construyeron para las olimpiadas. Cuando Munich fue elegida para albergar esos juegos, los diseñadores tuvieron en mente precisamente que la villa tenía que tener continuidad en el tiempo. Además, a lo largo de los años han sabido integrar a la perfección con la ciudad los más de 3 kilómetros cuadrados de extensión de la Villa Olímpica. Actualmente es el gran centro lúdico y de recreo de la ciudad. Es una auténtica gozada poder pasear por sus inmensos jardines en un día de sol.

El Parque Olímpico está compuesto por una piscina cubierta, una pista de hielo, la zona residencial, lagos, senderos para bicicletas, salas de conciertos, restaurantes y por supuesto su majestuoso estadio olímpico. El estadio tiene capacidad para 80,000 espectadores y hasta el año 2,006 fue el estadio donde jugaba el equipo de fútbol más grande e importante de la ciudad (y del país), el Bayern de Munich. Ahora lo hacen en el espectacular Allianz Arena, a las afueras de la ciudad, muy cerca del aeropuerto.

Hanway

Hanway

El estadio olímpico fue construido por Günther Behmisch, Frei Otto & Partners. Lo hicieron mundialmente conocido debido al diseño del techo de su carpa (estilo tienda de campaña), con una concepción muy futurista. La carpa cubre el estadio Olímpico, el Olympiahall y la piscina. Para tener una buena panorámica de todas las instalaciones, tienes un par de opciones:

  • Caminar hasta la parte superior del Olympiaberg. Es una pequeño montículo de unos 60 metros que está dentro del parque.
  • Entrar en la torre de televisón y subir en ascensor a 190 metros de altura (en total mide 291 metros). Desde allí se obtiene una fantástica vista panorámica tanto del parque olímpico como de la ciudad gracias al restaurante giratorio que posee. El Restaurant 181, que es como se llama, es un pelín caro pero merece la pena. La entrada a la torre cuesta 5,50 €. En un día despejado se pueden llegar a observar los Alpes Bávaros.

Hay otra opción, pero es un poco más arriesgada y sólo apta para valientes: escalar y pasear por la carpa del estadio olímpico acabando la ruta con una tirolina sobrevolando el parque.

El estadio está abierto todos los días de 8.30 a 18:00 en verano y desde las 9 hasta las 16:30 en invierno. La entrada cuesta 4 €.

Hanway

Si andáis bien de tiempo, tenéis a tiro de piedra de la Villa Olímpica un par de lugares muy interesantes para visitar: el Sea-Life, un acuario y zoológico con más de 10.000 criaturas acuáticas diferentes (15,95 € la entrada de adultos y 10,50 € la de los niños); y para los amantes del motor, el impresionante museo de BMW, el BMW Welt (9 € la entrada).

Si os pica la curiosidad y Munich es vuestro próximo destino, no dejéis de ir a Olympiapark. Os dejo su web con un montón de información útil de todas las actividades culturales y deportivas que tendrán este año, como por ejemplo los conciertos de James Blunt, Scorpions o los Backstreet Boys.

Por desgracia, Munich es la única ciudad de Alemania que por ahora conozco. Pero los pocos días que pasé en la capital de Baviera me bastaron para alimentar mis ganas por seguir descubriendo ese maravilloso país. Espero volver muy pronto.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!

Ver mapa más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *