Viajando con Tacuara Casares

Tacuara Casares, actriz española nacida en Alicante, estudió Arte Dramático en la Escuela de Interpretación de Cristina Rota y en LAMDA. Ha seguido su formación académica estudiando Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente está terminando el Proyecto Fin de Carrera.

Tacuara pertenece a la actual generación de jóvenes actores con un futuro prometedor. Ha participado en series de televisión como El internadoCon el culo al aireCuéntame un cuento y Hoy quiero confesar. Sobre las tablas, en el teatro, ha formado parte del elenco de El gran teatro del mundo de Calderón de la Barca, dirigida por Carlos Saura, Una cuestión de altura o La Katarsis del Tomatazo, dirigida por Cristina Rota. En el cine se puede ver su trabajo en Ramírez del director Albert Ariza y en Ignacio de Loyola dirigida por Paolo Dy.

¿Tu viaje empieza cuando llegas al destino o disfrutas de él preparándolo?

¡Mi viaje empieza desde que salgo de mi casa con la maleta hecha! El trayecto forma parte del viaje. Disfruto del camino. En ocasiones el recuerdo que me queda más adentro después de años es un momento compartido con un niño curioso o una conversación por señas esperando en un andén de tren. No me obsesiono con tener cada segundo del viaje planeado sino que dejo espacio para improvisar e ir haciendo el viaje a medida que trascurre. Sí que leo sobre el sitio que voy a visitar y por suerte siempre recibo consejos de mi familia y amigos que son muy viajeros.

¿Qué es lo que nunca falta en la maleta de Tacuara Casares?

Tengo la esperanza de que en algún momento aprenderé a hacer maletas aunque de momento sigo practicando. Parte de mi aprendizaje consiste en llevar menos de todo. Pero lo que no puede faltar es mi neceser con mis cosas de aseo habituales. Camisetas, vaqueros, zapatillas cómodas y hueco para alguna cosa que siempre me traigo. Me encantan las artesanías, las antigüedades y los objetos únicos y los viajes son el mejor momento para encontrar alguna de estas cosas.

Tacuara Casares Hanway blog viajes

Tacuara Casares

¿Tienes algún lugar para desconectar y cargar las pilas entre proyecto y proyecto?

La casa donde crecí. Está en mitad del campo en la zona de Moraira, muy cerca de Jávea, en la provincia de Alicante. Es una zona de costa, con unos pueblecitos pintorescos y tranquilos con unos acantilados y unas calas espectaculares. Todo rodeado de preciosos bancales de herencia árabe llenos de vides y árboles frutales. El ritmo allí es distinto y nada más llegar y oler la tierra y el mar cambio el chip. Me recarga de energía. ¡Hasta la comida sabe mejor!

Desde hace un tiempo se ha puesto de moda el Turismo Cinematográfico. A la gente le gusta ver los escenarios donde se han rodado algunas películas o series. ¿Lo has hecho alguna vez?

La verdad es que jamás he organizado un viaje para ir a un lugar cinematográfico pero sí que he estado en lugares donde se han grabado películas como en la isla de Kho Phi Phi en Tailandia, donde se filmó la película de Leonardo DiCaprio “La playa” o en Essauira en Marruecos donde hace nada estuvieron grabando “Juego de Tronos”.

Tacuara Casares Hanway blog viajes actriz

Tacuara Casares

Creo que la repostería no se te da nada mal y haces unas tartas estupendas. ¿Nos recomiendas algún sitio donde podamos matar el antojo cuando vemos tus fotos en Instagram?

Bueno… hago mis intentos. Me gusta cocinar, no solo la repostería. Pero es sencillamente porque me encanta comer. Como me independicé muy joven tuve que aprender si no quería comer bazofia y con el tiempo he ido experimentando, mezclando sabores de los lugares que he estado y combinándolos a mi gusto. Cocinar me relaja y saca mi creatividad y la verdad es que la comida me transporta. Cuando no tengo dinero o tiempo para hacerme una escapada me monto una comida temática. Es casi casi como si viajaras.

Lugares donde matar antojos hay muchos. Para transportarte a Tailandia me quedo con un pequeño lugar en la Plaza de Olavide el “Ginger Boy” es más para llevar aunque también puedes comer allí en una barrita. El pad tai sabe exactamente a lo que tiene que saber. Para saborear un couscous marroquí esta “La cocina del desierto” en C/Barbierí, 1. Un sitio pequeño y sencillo con pocas mesas y cojines en el suelo. Y para saborear alguna tarta buena buena me quedo con la de queso de “La Tita Rivera” en C/Perez Galdós, 4 donde además si vas con buen tiempo te la puedes tomar en su patio ajardinado. O el “Delic” en Costanilla de San Andrés, 14 para probar su tarta de zanahoria. Y la de manzana la mejor es la de mi madre, así que… solo puedo pasarte la receta.

Cuando viajas por trabajo y vas a algún sitio por primera vez, ¿tienes tiempo para disfrutar del destino y conocerlo un poco mejor?

Si tengo algo de tiempo siempre intento visitar los lugares donde estoy. ¡Siempre! Sería absurdo no hacerlo y encerrarme en el hotel.

☀️🌊🌿🌴 #pleasures #sun #sea

Una foto publicada por Tacuara Casares (@tacuaracasares) el

¿Alguna vez has viajado sola por necesidad?

Sí. Aprovecho para leer y para observar, que siempre es fascinante. Y la verdad es que aunque el viaje lo hagas sola, siempre o bien te espera alguien en el destino o te vas encontrando con compañeros improvisados. ¡Incluso a veces de más!

¿Alguno de tus viajes te ha inspirado para alguno de tus trabajos o proyectos profesionales?

Yo soy la suma de mis experiencias y los viajes siempre han tenido importancia en mi vida. Observar otros acentos, colores y gentes me ha hecho quien soy hoy, así que sí, por supuesto. Cada viaje te marca, todos, no solo para mi trabajo sino para la vida. Tendemos a acomodarnos en un lugar y a veces dejamos de ver lo obvio de tan cerca que lo tenemos. Viajar siempre es descolocarte, coger un camino distinto, dejar el lugar cómodo y volver a re-aprender de ti y de los demás. Coger distancia y abonarte con nuevas experiencias te hace crecer. Es terapéutico, enriquecedor y ¿por qué no? necesario. Además de terriblemente divertido.

Uno de tus hoteles preferidos es…

¡Muchos! En Marrakech el hotel Beldi, aunque está un poco apartado, pero para desconectar es perfecto. En Tulúm (México) Posada Margarita, enfrente de la playa y decorado con ventanas recicladas y plantas. En Londres el B&B Belgravia enfrente de Victoria Station, una antigua casa señorial restaurada con un patio donde puedes desayunar si el tiempo lo permite. Disfruto más en hoteles pequeños con encanto, que sean limpios y sencillos.

We don’t need another brick in the wall #wall #kiss #berlin #turisteando

Una foto publicada por Tacuara Casares (@tacuaracasares) el

Un viaje que nunca repetirías.

Creo que los repetiría todos. No sé si EXACTAMENTE el mismo viaje pero yo soy una firme defensora de la frase “Hay que dejarse cosas por ver para tener la excusa para volver”. Aunque también te digo que algunos los repetiría antes que otros.

¿Utilizas redes sociales para compartir o comentar tus viajes?

Hasta cierto punto sí. Aunque no estoy todo el día comentando mis viajes, dónde como, dónde duermo… valoro mucho mi privacidad. Y lo que me encanta de viajar es desconectar. Apagar el móvil y encenderlo tres días más tarde. Creo que si estás todo el día pendiente de las redes sociales te pierdes la mitad de la experiencia. Así que algunas cosas las comparto y otras muchas me las guardo para mí.

Un destino por explorar.

¡Uff! Brasil, Cuba, Turquía, África, volver a algunos lugares de Asia, el norte de Europa, España que tiene mil lugares de ensueño, Rusia recorriéndola en el Transiberiano, Argentina y Centro América, Estados Unidos… ¡La lista es larga!

Madriz #madrid #sol #sunset #nofiltersneeded

Una foto publicada por Tacuara Casares (@tacuaracasares) el

Un rincón de la Marina Alta, tu tierra, que no podemos dejar de visitar.

Aquí también tengo una lista larga… El pueblo de Javea con su casco antiguo y su puerto. Las vistas desde el Cabo de la Nao o El Cap de Sant Antoni bien valen un viajecito. Las calas de toda la costa desde Dénia hasta Calpe. Mis favoritas son Cala Blanca o Caleta y cala Portitxol en Javea, el Portet en Moraira con unas impresionantes vistas de la bahía de Calpe y el peñón de Ifach. La Cala del Moraig en Benitachell, una playa de chinas bajo un acantilado con una cueva que da al mar. Y no olvidarse de lo que no es playa: Jalón en el interior de la Marina es un pueblo con mucho encanto con un rastro el domingo de antigüedades y artesanías que bordea el curso del Riu Gorgos.

Para terminar, una ciudad para perderte.

Creo que ya ha quedado claro que soy indecisa. No podría decirte una. Me encanta la naturaleza pero me pierde el trajín de las ciudades. Me quedo con Buenos Aires en otoño. Con Berlín, Amsterdam o Marrakech en primavera. Londres en cualquier momento porque siempre es distinta. Y por supuesto con mi ciudad de acogida, Madrid, que intento no dejar de mirarla nunca como si fuera una turista.




Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *