Viajando con Raquel Andueza

Raquel Andueza, natural de Pamplona, inició su formación musical a los seis años. Posteriormente, becada por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Londres, amplió estudios en la Guildhall Shool of Music and Drama de Londres, donde obtuvo el Bachelor of Music con mención honorífica y el premio School Singing Prize. Poco más tarde conoció al maestro Richard Levitt, quien ha sido su referente hasta el presente. Raquel Andueza es una de las cantantes más destacadas del panorama actual de la música, miembro fundador de La Galanía y de un dúo especializado en música italiana del siglo XVII junto con el tiorbista Jesús Fernández Baena. Con La Galanía ha puesto la voz al último anuncio de televisión de la firma LoeweRaquel Andueza ha colaborado de manera asidua con diversas formaciones: L’Arpeggiata, Orquesta Barroca de Sevilla, Gli Incogniti, La Tempestad, Al Ayre Español, El Concierto Español, Private Musicke, Conductus Ensemble, La Real Cámara, Hippocampus, B’Rock, Orphénica Lyra, etc…

Como solista Raquel Andueza ha actuado en los principales festivales y auditorios de todo el mundo y en 2012 hizo su debut en el neoyorquino Carnegie Hall y en los Proms londinenses. Sus cualidades le han valido para ser reclamada para poner voz a bandas sonoras de conocidas series de televisión como Isabel o Carlos rey emperador o incluso de la superproducción de Hollywood Exodus de Ridley Scott.

Ha realizado grabaciones para sellos discográficos como Warner Classics, Virgin Classics, Glossa, K617, NB Musika, Accentus, OBS Prometeo y Zig-Zag Territoires. En 2011 crea su propio sello discográfico, Anima e Corpo, cuyas cinco grabaciones (“Yo soy la locura”, “In Paradiso” “Alma Mia”, “Pegaso” y “Yo soy la locura 2″) han recibido las mejores críticas y premios de la prensa especializada, como el Festclásica 2011.

Creo que volar no te apasiona y las turbulencia menos aún. ¿Sigues dando tres golpecitos al avión antes de subir o ya lo llevas mejor?

¡Jajaja! Lo llevo algo mejor ya… Cuando pasas la mitad del año en esos maravillosos -e incomprensibles para mí- inventos de la ingeniería y de la física, al final te acabas acostumbrando y a veces incluso durmiendo antes de despegar. Eso no quita que muchas veces siga dando los tres golpecitos al avión, sobre todo cuando hay tormentas, para saludarlo y desearle suerte…

¿Qué es lo que nunca falta en la maleta de Raquel Andueza?

Aparte del vestido de concierto y las partituras, llevo siempre mi libro electrónico, mi libro electrónico, el cargador del teléfono, unos zapatos de tacón… Intento llevar la menor cantidad de ropa posible, pero esto me cuesta un poco siempre, la verdad.

Raquel Andueza Hanway blog viajes

Raquel Andueza – foto Michal Novak

¿Tienes algún hábito o ritual cuando viajas que te hace sentir más cómoda cuando estás lejos de tu casa?

Normalmente cuando llego a un hotel me gusta colocar mis artículos de baño en su lugar correspondiente, para crear un ambiente un poco más “hogareño” dentro de lo impersonal que es siempre una habitación de hotel, por muy bonita que sea. Y cuando salgo muchos días de viaje suelo llevar algunas velitas, para dar un poco más de calidez a las noches. Hace que me sienta un poco más en casa. Me gustan mucho los hoteles, es genial que te hagan la habitación y tengas un desayuno variado y rico recién hecho cada mañana, pero no es tan fácil ni llevadero como se ve desde fuera. Por eso intento siempre hacerlos un poco míos.

¿Es fácil acercar la música del siglo XVII al público del siglo XXI en España? ¿En qué países has visto que este tipo de música la disfrutan más o tenga más afición?

No sé si soy muy optimista, pero creo y percibo que es bastante fácil, sí… El público recibe este repertorio muy bien, sean más o menos especializados en él. La música del barroco es muy fresca, no excesivamente compleja en sus armonías para el oyente del siglo XXI, es intensa, directa… Conozco a varias personas a las que no les gusta la “música clásica” como concepto, pero que están fascinadas con el barroco. A mí, cuando era pequeña, me ocurría lo mismo de manera intuitiva. Ahora disfruto escuchando muchos repertorios distintos, desde música de Schumann, Debussy, Granados o Hildegard Von Bingen, hasta los Beatles, Ella Fitzgerald o Guns N’ Roses. La música buena es música buena, no hay más.

En Europa, sobre todo, la cultura por la música antigua está fuertemente establecida: conocen el repertorio y lo disfrutan de manera profunda. Y dentro del continente, los países como Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, Suiza e Italia, con una gran tradición de años y años, y más recientemente España y Portugal, son grandes aficionados y exigentes con este repertorio.

Raquel Andueza Hanway blog viajes cantante

Raquel Andueza – foto Michal Novak

Si pudieras viajar en el tiempo y vivir en primera persona la época barroca ¿qué ciudad elegirías en el mapa?

Ay, lo he pensado tantas veces… Iría a Venecia, sin duda, para ver el estreno de las Vísperas de Claudio Monteverdi, publicadas en 1610.

¿Tienes listas de música para tus viajes?

Tengo listas de música en el teléfono, sí, bastante variaditas: Bach, Purcell, Tracy Chapman, The Beatles, Nirvana, Madonna, Vivaldi, Billie Holiday, Queen… Y también las de mi propia cabeza, cuando voy repasando melodías y textos de lo que tengo que cantar en las siguientes semanas. Esto es ligeramente menos relajante… 🙂

Hasta fin de año, ¿dónde podremos disfrutar de tu voz?

A partir de septiembre voy a estar dando saltitos de un lado para otro: Varazdin (Croacia), Gliwice (Polonia), Estella (Navarra, hay que volver a casa de vez en cuando, y siempre me emociona), una gira por México en octubre, Vitoria, Barcelona, Riga (Letonia), León, Brihuega, Zaragoza…

Raquel Andueza Hanway blog viajes cantante barroco

Raquel Andueza – foto Michal Novak

¿Tienes algún lugar para desconectar y cargar las pilas entre proyecto y proyecto?

La verdad es que me gusta volver a casa, tras estar tantos días en tierra de nadie, de hotel en hotel, de avión en avión, de tren en tren. Me encanta hacer las cositas cotidianas: ir a por el pan, poner una lavadora, hacer la compra… Pero después de unos días en casa, para desconectar de verdad no hay como un buen pequeño hotel perdido en la montaña navarra, o una playa solitaria en una cala portuguesa. Sin cobertura de teléfono, sin casi nada, sin casi nadie alrededor, sólo la naturaleza o la sensación de infinito del mar.

¿Alguna vez has viajado sola por necesidad?

No, aunque lo he pensado muchas, muchas veces. Creo que lo llevaría muy bien casi todo el tiempo, aunque me dan cierto de reparo los momentos “sociales”, sobre todo el de la hora de la comida. Aunque ya llevo unos años en la carretera, todavía me cuesta un poco el momento de entrar en un restaurante a comer sola. No me ocurre tantas veces, porque en las producciones siempre estoy acompañada de mis compañeros, pero cuando por cualquier circunstancia tengo que comer sola, lo paso regular. No obstante, creo que viajar solo debería ser algo imprescindible, una experiencia necesaria para cualquier persona, para aprender de uno mismo y convivir con uno mismo como único compañero. ¡Después de contarte esto se me han puesto más ganas de hacerlo!

¿Alguno de tus viajes te ha inspirado para alguno de tus trabajos o proyectos profesionales?

De adolescente hice un viaje con el Interrail por el sur de Francia y por Italia con cinco amigos del coro de Pamplona donde cantaba. Nos fuimos, mochila a la espalda, a cantar madrigales por las calles (mis padres no estaban muy contentos, la verdad, qué disgusto se llevaron los pobres). Ganamos bastante dinero hasta que comenzó una gota fría en toda la península italiana y no había ni un alma en la calle. Pero cuando llegamos a Venecia (otra vez Venecia, sí…) y vi lo maravillosa que era y lo que rezumaba cada piedra, fue algo muy extraño: sentí como si perteneciera a esa ciudad, a esa época, y vi claro que cantar esa música, contar esas historias, poner voz a esas vidas, era lo que quería hacer. Y ya ves, lo que más hago ahora es cantar música italiana de esa época, sobre todo veneciana. Creo que no ha sido una apuesta personal, de cabezonería, sino un cúmulo de casualidades (y causalidades, supongo).




Raquel Andueza Hanway blog viajes música discos

Es un privilegio poder ver en directo a Raquel Andueza – foto Martí Artalejo

Uno de tus hoteles preferidos es…

A veces un hotel me gusta muchísimo y, si repito, a la segunda ya no me gusta tanto (o viceversa). Supongo que el estado de ánimo del momento influye también. Pero recuerdo una estancia en el Swisshotel de Bremen que me pareció perfecta: Cama comodísima, habitación impoluta y muy bien insonorizada, decoración e iluminación dentro de mi gusto personal, cargador de iPhone y exquisitos bombones de chocolate suizo negro en la mesilla… No era una suite enorme con vistas al mar, pero muchas veces eso no es tan necesario como tener las cuestiones básicas bien resueltas (comodidad, limpieza y un poco de mimo para el cliente).

Y para comer, algún lugar que nunca falla es…

Estoy deseando volver a Cartagena de Indias para comer en el restaurante Carmen. Exquisito de principio a fin. En El Escorial, donde vivo desde hace algún tiempo, nunca falla la visita al restaurante Algóra, donde ofrecen comida tradicional con una materia prima de altísima calidad, y en Pamplona nunca puedes dejar de ir al bar Gaucho a probar los deliciosos y únicos pintxos que ofrecen.

Un viaje que nunca repetirías

Ahora mismo te diría que a El Cairo, pero porque tuve mala suerte. Tenía concierto con mi grupo, La Galanía, este pasado mes de mayo en la Cairo Opera House. Llegamos de noche, cuatro horas antes de que cayera el avión accidentado de Egyptair, y el ambiente se enrareció desde el momento que despertamos a la mañana siguiente: Controles y cordones policiales por todas partes, casi nadie en los lugares turísticos, sensación de inseguridad… (no por los cairotas, que son personas maravillosas, sino por la atmósfera general). El Ministerio de Cultura canceló todas las actividades culturales del país por luto oficial y estuvimos allí (muy bien tratados, eso sí) durante cinco días. Visitamos, asombrados y maravillados las Pirámides (un sueño hecho realidad para mí), el barrio copto, las mezquitas más importantes, etc., pero siempre teníamos esa pequeña sensación de no estar bien del todo, de querer volver a casa. Quizá, simplemente, tenga que volver en otro momento, para quitar ese nudito en el estómago que tuve aquellos días.

¿Utilizas redes sociales para compartir o comentar tus viajes?

Sí, lo hago. Utilizo Twitter, Facebook e Instagram. He tomado la costumbre de fotografiar, el día que tengo un concierto, el lugar donde voy a actuar y llamarlo “Today’s office”, e intento mantenerlo al día. Procuro no ser muy pesada y no contar todo lo que hago cada día, porque no quiero saturar a las personas que me siguen. Pero compartir mis viajes me ahorra, además, muchas llamadas a casa para decir que he llegado bien, ¡jajajaja!

Raquel Andueza Hanway blog viajes concierto

Raquel Andueza en una de sus actuaciones – foto Martí Artalejo

Un destino por explorar.

Muchos, todavía. Pero Australia es uno de los que quiero pisar en cuanto pueda.

Si yo nunca hubiese estado en Pamplona, tu tierra, ¿qué plan me recomendarías?

Si no has estado nunca en Pamplona te llevaría, por supuesto, a hacer el recorrido típico del encierro, que va desde los corrales de Santo Domingo a la plaza de Toros. Pararíamos en la plaza del Ayuntamiento (y me dirías “Oh, qué pequeña es, en la tele parece mucho mayor”), subiríamos después al Caballo Blanco, una zona preciosa que se oculta tras la Catedral (la cual visitaríamos también). Bajaríamos al río Arga y daríamos un gran paseo por allí; visitaríamos las principales iglesias de la ciudad (San Nicolás, San Cernin), y comeríamos en el restaurante Rodero, Enekorri o Europa (tras los pintxos en el Gaucho, por supuesto). ¡Ah! Si hiciera frío te llevaría por la tarde a comer unos churros a la Churrería Mañueta, y luego iríamos a comprar alguna delicatessen al Mercado de Santo Domingo. Y después a la farmacia a por sal de frutas…

¿Venecia (sin gente) sigue siendo tu ciudad preferida para perderte?

Después de lo que te he contado… ¿Tú qué opinas? 😉

 




Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *