Valonia sobre ruedas: de Namur a Dinant

De todos es sabido que la afición por montar en bicicleta en los países del norte de Europa es mucho mayor que la nuestra y está más arraigada. También es verdad que las infraestructuras que tienen para poder desplazarse tanto por dentro como por fuera de las ciudades son mejores, con carriles bicis interminables y en perfecto estado, lo que ayuda y anima bastante a desplazarse, con todos los beneficios que aporta para nuestra salud y el medio ambiente. Esto hace que destinos como Valonia puedan ofrecer una oferta turística tan original, innovadora y sana a la vez: recorrer sobre ruedas toda la región valona descubriendo todas sus ciudades y paisajes naturales.

Reconozco que es la primera vez que he hecho un viaje en este formato. Es más, aunque soy un amante del deporte en general, nunca me había planteado una experiencia parecida hasta que me llegó la invitación por parte de Turismo de Bélgica. Pero después de hacer 3 de las más de 150 rutas que Valonia nos plantea en su web, os aseguro que es algo que debéis probar. Yo pienso repetir en cuanto pueda. Valonia invita a ser descubierta con calma, sin prisa, a nuestro aire,  disfrutando de sus maravillosos paisajes, cultura, gastronomía e historia y un abanico amplísimo de posibilidades adaptadas a los deseos y capacidades físicas de cada uno.

Hoy os quiero hablar de la primera ruta en bici que hice, la que une Namur (capital de Valonia) con Dinant. Los 29 kilómetros que separan estas dos poblaciones en un principio pueden asustar, pero podéis estar tranquilos. El recorrido es totalmente llano, sin ninguna dificultad y como podréis ir comprobando, lleno de lugares preciosos que nos invitan a ir parando para contemplar y disfrutar con calma del paisaje que nos rodea.

Valonia hanway blog viajes Namur

Panorámica de Namur – Foto: JP Remy (Turismo de Bélgica)

Valonia hanway blog viajes Bélgica paraguas Namur

Paseando en bici por Namur encuentras calles tan originales como esta

Valonia hanway blog viajes Interior de la Ciudadela Namur

Interior de la Ciudadela de Namur – Foto: P. Bossiroy (Turismo de Bélgica)

Valonia hanway blog viajes ciudadela Namur

Saliendo de Namur hacia Dinant, dejamos la ciudadela a nuestra espalda

Antes de coger el carril bici, como es lógico, lo primero que hay que hacer es dar un pequeño paseo por Namur para conocer sus principales puntos turísticos. Por desgracia, la capital valona quedó seriamente dañada tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial, pero aún así, conserva un rico y bello patrimonio, como por ejemplo: la Catedral de San Albino, La Torre de Marie Spilar, la Iglesia Saint-Loup o su maravillosa fortaleza conocida como “La Ciudadela”, construida entre los siglos XII y XV.

De este último punto salimos hacia nuestra meta del día, Dinant. El recorrido completo se hace paralelo al río Mosa, uno de los más importantes de Bélgica. Los primeros kilómetros están llenos de casas unifamiliares con pequeños embarcaderos, lo que ya nos hace comprobar que la calidad de vida que tienen estos habitantes es envidiable. Paz y tranquilidad rodeados de paisajes bucólicos. Entre todas estas propiedades sobresale el Castillo de Dave, casualmente construido por un grande de España allá por el siglo XVIII, el Duque de Fernán Núñez.

Valonia hanway blog viajes río Meuse Namur

El río Meuse une Namur y Dinant. Es tan fácil como seguir su cauce para llegar de un punto a otro

Valonia hanway blog viajes Castillo de Dave Namur

Castillo de Dave pertenece a los Duques de Fernán Núñez de España

Valonia hanway blog viajes paisaje río Namur

Los paisajes en esta ruta de Valonia son realmente bellos

Valonia hanway blog viajes ruta bicicleta

Realizar esta experiencia por Valonia en grupo es mucho más divertida y entretenida

Más o menos, a mitad de camino, merece la pena hacer una parada en el Museo de la Fresa de Wepion y más si vais con niños. Con el pago de la entrada (5 €), tenéis la posibilidad de entrar en la plantación y el museo. En su tienda podréis degustar este fruto y todos los productos que elaboran con él, como mermeladas y licores. Una vez hayamos repuesto fuerzas, hay que seguir pedaleando. En el recorrido nos esperan otros bellos rincones por descubrir como el Castillo de Annevoie y sus espectaculares jardines de agua (los únicos que hay en Bélgica) creados en 1758 por Charles-Alexis de Montpellier. La peculiaridad de estos jardines es que todas sus fuentes, lagos artificiales y caídas de agua están conectados entre sí pero sin usar ningún tipo de motor. Se diseñaron de tal forma que la propia naturaleza fuera la fuerza que los uniera. Por la belleza de sus jardines y la majestuosidad de la fortaleza, es uno de los sitios turísticos más visitados.

El último punto de interés antes de llegar a Dinant es el Castillo de Poilvache. Esta fortaleza del siglo X se llamó en un principio Esmeralda. Tomó el nombre de Poilvache (“pieldevaca”) en el siglo XIV por la estrategia que los habitantes de Dinant idearon para asaltarlo: lograron penetrar en ella vistiéndose con pieles de animales y rodeándose de rebaños. Por desgracia, en esta batalla fue destruido casi en su totalidad.

Valonia hanway blog viajes gente paisaje

La vida en esta parte de Valonia es muy relajada y tranquila

Valonia hanway blog viajes Museo de la Fresa

El Museo de la Fresa es parada obligada para poder deleitarnos de esta fruta. Un plan ideal para hacerlo con niños

Valonia hanway blog viajes carril bicicleta

Los 30 kilómetros de separación entre Namur y Dinant son de baja dificultad, como en casi toda Valonia

Valonia hanway blog viajes deportes acuáticos

En Namur podemos disfrutar de otros deportes, muchos de ellos acuáticos

Y por fin llegamos a Dinant, seguramente una de las poblaciones más bonitas de Valonia. La ciudad, protegida en ambos márgenes por un conjunto de pequeñas montañas, ha crecido a lo largo del río. Destaca sobre todo su bella y gran Colegiata de Notre-Dame del siglo XII. Desde ella se puede acceder a la Ciudadela de Dinant (construida en el 1051). Desde este punto se tienen las mejores y más bellas vistas de la ciudad y del valle que la rodea. Para llegar a la cima tenemos dos opciones: si aún te quedan fuerzas después de los casi 30 kilómetros pedaleando desde Namur, puedes ascender a pie los 408 peldaños que tiene la pequeña montaña o mucho más cómodo, tomando el teleférico que sale al lado de la colegiata. En la ciudadela además se puede disfrutar de un pequeño museo de armas.

Como curiosidad, Dinant es la ciudad natal de Adolphe Sax, inventor del saxofón. Se nota que sus habitantes están orgullosos de su antepasado, ya que por todo el municipio encontramos guiños a este ilustre inventor y artista. Llaman la atención sobre todo los saxofones diseñados por diversos artistas internacionales que decoran el puente Charles de Gaulle, otro ilustre de la ciudad, ya que cuando todavía era soldado, fue herido por los alemanes en este mismo puente durante la Segunda Guerra Mundial, como atestigua una estatua levantada en su honor.

Valonia hanway blog viajes Dinant

Dinant es una de las poblaciones más bellas de Valonia

Valonia hanway blog viajes Dinant río Meuse

La mayoría de las casas en Dinant están pegadas al río Meuse

Valonia hanway blog viajes Adolphe Sax Dinant

Adolphe Sax, inventor del saxofón, nació en Dinant

Valonia hanway blog viajes Dinant restaurante

En el camino entre Namur y Dinant encontraremos pequeños y apetecibles restaurantes para hacer un alto en el camino y poder coger fuerzas

Para terminar la ruta, lo más aconsejable es pararse en cualquiera de sus cafeterías o restaurantes y disfrutar de las maravillosas cervezas belgas. El problema es elegir entre los más de 1200 tipos de cerveza que tienen. ¿Hay mejor forma de acabar un día de esfuerzo?

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *