¿Te imaginas esquiar en verano en Europa?

Parece que cuando llega la temporada de verano, los adictos al esquí tienen que colgar sus tablas y esperar con resignación la llegada de la próxima temporada. Pero por suerte, no es así. En Francia son dos las estaciones que, gracias a la altura de sus glaciares, permite el esquí en los meses de calor: Les Deux Alpes y Tignes. ¿Os lo podíais imaginar? Pues estas dos pistas francesas nos ofrecen muchas más actividades y opciones como os cuento en este post.

Les Deux Alpes está ubicado en los Alpes Franceses, en concreto es Oisans, (Isère), en la región de Ródano-Alpes, al pie del macizo de Meije. En invierno es una de las estaciones de esquí más populares con más de 220 km esquiables y con 89 pistas y 47 remontes mecánicos. Pero lo que hace que esta estación sea realmente única es que aquí se localiza el glaciar más extenso de Europa que garantiza poder esquiar en verano. Además, las impresionantes vistas sobre el Alpe D´Huez o el Montblanc convierten esta estación en una visita obligada para los amantes de los deportes de invierno. Por si todo esto fuera poco, su snowpark es uno de los más grandes y completos de toda Europa.

Esquí verano Hanway blog viajes Tignes

Esquiar en Europa en verano es posible en Les Deux Alpes y Tignes, Francia

El glaciar alcanza la nada desdeñable altura de 3600 metros con 120 hectáreas de terreno para la práctica del esquí y el snowboard. El desnivel de más de 400 metros cuenta con 11 pistas: dos verdes, seis azules, dos rojas y una negra. El acceso al glaciar se realiza gracias al teleférico Jandri Express, que en 24 minutos, recorre una distancia de 7 km y nos deja a más de 3.200 metros de altura, al pie del glaciar.



En verano, los horarios de las pistas son muy diferentes a los horarios habituales de invierno: durante la estación estival las tablas se guardan a medio día, pero no por eso, Les Deux Alpes se vuelven aburridos. Un sinfín de actividades ayudan a completar la jornada, como por ejemplo: innumerables rutas en BTT, escaldas, parapente, bungee y encima, la zona comercial y de restaurantes, ¡es más que completa!

A partir del 24 de junio la estación de Les Deux Alpes inaugura su temporada de verano que durará hasta primeros de septiembre.

Les Deux Alpes ski verano hanway blog viajes

El glaciar de Les Deux Alpes permite esquiar todo el año en Los Alpes franceses

La otra estación de esquí de referencia para la práctica de esquí en verano es la archi-conocida Tignes, situada en la zona más oriental del departamento de Saboya, en la región Ródano-Alpes. Su imponente glaciar La Grande Motte, ofrece más de 20 kilómetros de pistas esquiables abastecidas por más de 20 remontes. Tignes ofrece en verano un sinfín de posibilidades para los amantes de los deportes de invierno: esquí alpino, esquí de fondo, freestyle y snowboard (tanto en pista como en su más que moderno y completo Snowpark).



Al igual que la estación de Les Deux Alpes, los horarios de apertura de las pistas son muy diferentes en la época estival: en Tignes, los remontes empiezan a funcionar, en función de la calidad de la nieve y la climatología, sobra las 6:30 de la mañana y cierran, como muy tarde a las 13:00 horas. Este horario tan poco convencional para los amantes del esquí, acostumbrados a aprovechar las pistas hasta bien entrada la tarde, nos obliga a “rellenar” el día con otras actividades menos relacionadas con las nieve. Pero no os preocupéis, ya que la estación lo pone muy fácil en este aspecto: tenis, tiro con arco, hípica, práctica de freestyle en el lago, vela, rafting, natación, musculación, paseo en 4×4…
El acceso al glaciar se hace con un tren que atraviesa el interior de la montaña: el “Funiculaire Grande Motte”, un remonte subterráneo ultramoderno, con el que los esquiadores que quieren ascender a la cima del Grande Motte pueden subir en solo 5 minutos.

Tignes ski verano hanway blog viajes

Panorámica de Tignes en pleno verano

El glaciar de Tignes, aunque tiene pistas aptas para todos los niveles se recomienda especialmente a esquiadores de nivel medio y avanzado, puesto que, sus pistas encierran algo más de complejidad en verano que en invierno. Una vez alcanzada la cumbre, la vista que se abre sobre la Bellecôte, la Grande Sassière e incluso, sobre la montaña más famosa de los Alpes, el mítico Mont-Blanc, es absolutamente espectacular.

La propia estación ofrece un sinfín de actividades de apres-ski. Una de las más atractivas son todas aquellas que giran alrededor del imponente lago: salto de trampolín, fútbol playa, crazy airbag, tiro con arco, kayaking o navegación a vela. También podemos optar por pasar una tarde en el Lagon, un centro de 5000 metros cuadrados dedicados al Fitness/Wellness equipado con una piscina, sauna, hamman, jacuzzi, gimnasio y una zona de relajación con bar.

Para estar informados sobre el estado de las pistas y las mejores ofertas, nada como entrar en la web especializada Esquiades.com, donde encontraréis oportunidades adaptadas a cualquier bolsillo. Ya no tenéis excusa para no esquiar en verano en Europa.


Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *