Sigüenza, dominando el Valle del Henares

A escasamente una hora de Madrid, nos encontramos con Sigüenza, municipio enclavado en la comarca de la Serranía de Guadalajara. Seguramente no me equivoco ni exagero cuando digo que es uno de los pueblos más bellos de Castilla-La Mancha. Pero no es la belleza el único activo turístico de Sigüenza. Si queremos conocer un poco mejor la historia de España, creo que es casi visita obligada, ya que por su estratégico emplazamiento en lo alto del Valle del Río Henares (una de las principales vías de comunicación del centro del país), cumplió una gran función defensiva durante la Edad Media.

Por tanta riqueza histórica y cultural, no es de extrañar que el 20 de mayo de 1965 la ciudad fuese declarada Conjunto Histórico Artístico, lo que actualmente se denomina Bien de Interés Cultural. Pasear por sus cuidadas calles medievales seguramente nos transporte a una de las épocas más oscuras de nuestra historia, fundamental si queremos saber de dónde venimos.

Sigüenza Hanway blog viajes

Panorámica de Sigüenza desde el Parador Nacional

La Puerta de Hierro, perteneciente a la primera de las murallas medievales de #Sigüenza #Atempora

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

Sigüenza Hanway blog viajes Antigua cárcel

Antigua cárcel de Sigüenza

Sigüenza Hanway blog viajes zona Renacimiento

La zona del Renacimiento de Sigüenza se encuentra junto a la Catedral y la Plaza Mayor

Qué ver

Para entender bien la importancia que tuvo Sigüenza durante siglos en lo económico, militar y religioso, os recomiendo que la visitéis de arriba a abajo, esto es, empezando por el castillo y terminando en La Alameda, donde antiguamente acababa el casco urbano del municipio. Haciéndolo así, comprobaréis claramente cómo fue creciendo la ciudad a lo largo de la historia atravesando las tres murallas que la defendían. Los hitos fundamentales son:

  • El Castillo Medieval, símbolo de Sigüenza y actual Parador Nacional. Una maravilla arquitectónica que por suerte se pudo recuperar. Os cuento con más detalle sobre él un poco más abajo.
  • La Puerta de Hierro, perteneciente a la primera de las tres murallas medievales y uno de los principales accesos al casco antiguo.
  • La Iglesia de Santiago, templo románico ubicado en la Calle Mayor. Destaca sobre todo por su soberbia portada.
  • La Judería. La encontramos también dentro de la primera muralla. Como siempre, la comunidad judía fue próspera y acomodada. Lo curioso de la comunidad que residía entonces en Guadalajara es que gozaban de una libertad que hacía tiempo que había desaparecido del resto de España, ya que estuvieron bajo la protección del Señor de la Ciudad, el Obispo.
  • La Plazuela de la CárcelDurante la Edad Media, la Plazuela de la Cárcel fue la Plaza Mayor, ya que acogía los edificios civiles más importantescomo la antigua cárcel, el Ayuntamiento y la Posada del Sol, edificios que aún se mantienen en pie.
  • Plaza Mayor de Sigüenza. Mandada construir por el Cardenal Mendoza, se levanta enfrente de la Catedral tirando parte de la muralla de la ciudad, con el objetivo de crear un lugar para celebrar espectáculos y el mercado semanal. Se puede llegar a ella en coche atravesando la Puerta del Toril, otro de los principales accesos al casco y parte del barrio renacentestita. De estructura rectangular, a uno de sus lados se levantó una galería porticada para resguardarse de la lluvia y al otro lado las casas de los antiguos nobles (esta zona ya pertenece a la época renacentista). En la cara norte de la plaza está el Palacio de los Deanes, con doble hilera de arcos y galería, convertido en sede actual del Ayuntamiento.
  • La Catedral de Santa María de Sigüenza, levantada en el siglo XII, es seguramente una de las catedrales más hermosas e influyentes en la historia de Castilla. Las obras de la catedral pasaron durante los siglos posteriores por diferentes obispos, que fueron edificando en estilos propios de cada época hasta la nave central realizada en pleno gótico en el siglo XV, en el que se cubrieron las bóvedas del crucero siendo obispo el futuro cardenal Mendoza. La catedral tenía funciones de templo-fortaleza y esto lo podemos descubrir claramente contemplando las dos torres exteriores de la fachada principal con merlones. La catedral, en sí misma, es un auténtico museo.
  • La Alameda, construida en 1804 por el Obispo Vejarano, ha sido desde entonces el lugar elegido por los seguntinos y los turistas para descansar o dar un paseo entre sus centenario olmos. Sigüenza, por su clima y su altitud a 1004 metros, era la ciudad preferida por muchos ilustres de la época para pasar unos frescos veranos. La Alameda era el lugar predilecto por ellos para pasar largas veladas de tertulia. Alguno de los personajes que han disfrutado de ella serían por ejemplo: Emilia Pardo BazánJosé Ortega y Gasset, Miguel de Unamuno o el mismísimo Conde de Romanonesque celebró algún Consejo de Ministros en Sigüenza.
  • La Universidad de Sigüenza. La encontramos muy cerca de La Alameda, a extramuros del municipio. Fue fundada en 1476 junto al Monasterio de los Jerónimos por Juan López de Medina en colaboración con el obispo D. Pedro González de Mendoza  y apoyado por el entonces vicario general del obispado, y después cardenal, Francisco Jiménez de Cisneros. La Universidad desapareció como tal en 1824 cuando se convirtió en un colegio dependiente de la Universidad de Alcalá.
Catedral de Sigüenza fachada

Catedral de Sigüenza

Sigüenza Hanway blog viajes Museo Diocesano

Fachada del Museo Diocesano de Sigüenza

Retrocediendo al siglo XII en #Sigüenza #Atempora

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

Esas terrazas de la Plaza Mayor de #Sigüenza me están llamando. A gritos!!! #Guadalajara #viajes

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el




Dónde dormir

Aunque Sigüenza es un municipio pequeño, por su atractivo turístico, tiene un buen número de establecimientos donde poder elegir dependiendo de nuestras necesidades o el presupuesto que tengamos. Sé que es el más caro, pero merece mucho la pena el Parador Nacional. Como os decía anteriormente, está ubicado en el castillo medieval, dominando desde allí todo el municipio. Levantado en el primer cuarto del siglo XII sobre otra anterior fortaleza musulmana, fue durante muchos siglos, debido a su estratégico emplazamiento, residencia de los cardenales más influyentes que ha tenido España, como el mismísimo Pedro González de Mendoza, Gran Cardenal de España. Tras sufrir diversas guerras que le dejaron medio en ruinas como Las Carlistas y sobre todo, la Guerra Civil Española, en los años 60 del siglo pasado, siguiendo la política de rescate de viejos edificios para adecuarlos a Paradores y estimular el turismo, es inaugurado en 1978 como Parador Nacional por el Rey de España don Juan Carlos I.

Además de sus cómodas y completas habitaciones, es una auténtica gozada poder cenar o tomar un descanso en la terraza del patio central, donde podremos admirar lo imponente de sus muros y torreones. Allí mismo también encontraremos un pozo por donde, cuanta la leyenda, escapaban los cardenales de una posible invasión. Pero es solo eso, una leyenda.

Muy interesante también poder visitar otras tres estancias magníficas que tiene este Parador Nacional:

  • El Salón Rojo y Salón del Trono: dos inmensos salones donde destacan el grosor de los pilares que los sustentan, la gran chimenea de estilo renacentista y la colección de arcones que disponían los nobles para sus viajes.
  • La habitación de Francisco Franco: dicen que todos los Paradores tenían una habitación preparada para los descansos del Caudillo. La de establecimiento, como no podía ser de otra manera, era la mejor. Desde allí hay un acceso al tejado del Castillo con una vistas panorámicas de Sigüenza espectaculares.
  • La pequeña capilla románica, la más antigua conservada en Sigüenza.

Por supuesto, comer en su restaurante es una apuesta segura, donde podremos disfrutar de la gastronomía local a base de deliciosos platos como: huevos fritos de corral, migas y torreznos, cabrito lechal asado al horno, bacalao, queso manchego, y de postre, los famosos borrachitos seguntinos.

Sigüenza Hanway blog viajes Parador Nacional

El Parador Nacional de Sigüenza: foto superior, en ruinas tras la Guerra Civil. Foto inferior, el día de su inauguración

Y ahora un poquito de #Guadalajara Castillo de #Sigüenza #viajes

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

Sigüenza Hanway blog viajes Patio central del Parador Nacional

Patio central del Parador Nacional de Sigüenza

Qué me gusta dormir en los @paradores Este de #Sigüenza es espectacular #Atempora #hoteles #patrimonio #Guadalajara

Una foto publicada por Javier Hernández (@javier_hdez) el

Si después de leer este post os ha entrado el gusanillo y os animáis a visitar Sigüenza, quiero aprovechar para comentaros que si lo hacéis antes del 16 de octubre, podréis visitar la exposición Atempora, que con motivo de la conmemoración de los 400 años de la muerte de los dos escritores más célebres que ha dado la hitoria, Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare, se expone en la Catedral. En esta muestra podemos descubrir las costumbres religiosas y civiles que vivieron estos autores literarios a finales del siglo XVI y principio del siglo XVII. Para más información, podéis entrar pinchando en este enlace: http://www.hanway.es/atempora/

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:




2 Comments

  • Diabarama dice:

    Genial, llego a la exposición! Así que seguntinos… nunca me había planteado el gentilicio de Sigüenza. Vale, he tomado nota, aunque creo que me volveré a pasar antes de ir. Post súper práctico, gracias!

    • Hanway dice:

      Mil gracias por tu comentario!! La verdad es que si puedes ir antes de que acabe la exposición Atempora, mucho mejor. Merece la pena. Mil besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *