Sidi Bou Said, la perla del Mediterráneo de Túnez

Dominando el golfo de Túnez, en lo alto de Djebel Manar (“la montaña del faro”, que es como antiguamente se llamaba este pueblo), se encuentra Sidi Bou Said, el encantador municipio marinero, antiguo puerto de Cartago. Los romanos, cuando dominaron estas tierras del norte de África en su antiguo imperio, se fijaron en este punto estratégico e instalaron en lo alto de la colina un faro. De hecho, el nombre actual de este pueblo no lo toma hasta el siglo XIV cuando sus habitantes decidieron cambiarlo en honor al místico santo patrón del pueblo, Sidi Bou Saïd que vivió allí por el 1231.

Sobre las antiguas ruinas de este faro romano y tras la conquista musulmana se levantó el nuevo faro y se empezó a construir a su alrededor el actual pueblo. En el siglo XVII sus habitantes empezaron a decorar sus casas pintando las fachadas de color blanco (como símbolo de paz y pureza) y las puertas y ventanas de color azul (símbolo del mar), dotando a sus calles una belleza tal que durante varios siglos después han sido muchos los artistas los que se han enamorado e inspirado de este rincón tunecino.

Desde lo alto de Sidi Bou Said los romanos dominaban el Golfo de Túnez

Sidi Bou Said vistas Túnez Hanway blog viajes

El músico y pintor francés Rodolphe d’Erlanger fue uno de los artistas que quedó impresionado con la belleza de Sidi Bou Said, hasta el punto que, gracias a él, hoy podemos seguir disfrutando de la belleza arquitectónica de este pueblo. En 1912 establece allí su lugar de residencia y emprende acciones para proteger el pueblo y mantener para siempre su estilo y diseño. En 1915 se promulga un decreto de protección del lugar por el cual todas las casas tienen que ser pintadas de la misma manera. Su antigua residencia es actualmente el Museo de la Música Árabe y del Mediterráneo, gracias al cual se revivió el género musical conocido como ma’luf.

Sidi Bou Said calle tiendas Túnez Hanway blog viajes

Habib Thameur es la calle principal de Sidi Bou Said

Sidi Bou Said mujeres Túnez Hanway blog viajes

Sidi Bou Said jóvenes musulmanes Túnez Hanway blog viajes

El colorido de sus casas, sus calles adoquinadas y el olor a jazmín que inunda toda la atmósfera, nos invitan a disfrutar con calma  de este bello pueblo y a interactuar con sus amables y hospitalarios habitantes. La vegetación que rodea Sidi Bou Said con palmeras, pinos y buganvillas, vienen a agregar un toque de verde y fucsia a este cuadro tan singular. 

Llama mucho la atención la decoración de las puertas de las casas: desde los palacetes más suntuosos a las casas más modestas, cuidan con mimo el diseño elaborado a base de clavos, tradición traída del Al-Andalus. Los tunecinos dominaron este arte y, en Sidi Bou Said, estas puertas se convirtieron en uno de los elementos decorativos característicos. Con estética armoniosa y elegante, el refinamiento de los dibujos suele revelar la posición social de los ocupantes de las viviendas.

Sidi Bou Said fachada casa Túnez Hanway blog viajes

Si salimos de la calle principal, nos encontramos rincones tan especiales como este

Llama la atención también el diseño de los moucharabiehs que decoran sus balcones. Elaborados a base de madera y montados geométricamente, los moucharabiehs sirven para proteger las ventanas y los balcones del sol y el fuerte calor del verano, permitiendo además la ventilación. Al bloquear la luz y canalizar el aire hacia los jarrones de agua que suelen tener en los balcones, permite que las estancias se refresquen, siendo los moucharabiehs los aires acondicionados del pasado. También servían para que las mujeres pudiesen mirar la vida de la ciudad sin estar expuestas a la vista de los transeúntes.

Sidi Bou Said casas azules y blancas Túnez Hanway blog viajes




‪Increíble Sidi Bou Said. Visita obligada si venís a #Túnez ‬

Una publicación compartida de Javier Hernández (@javier_hdez) el

Sus terrazas y cafés, muchos de ellos situados en sitios privilegiados frente al mar Mediterráneo, han conseguido ser afamados en la región. Os invito a descansar en cualquiera de ellos y degustar un delicioso té de piñones, todo un símbolo en Túnez. El más conocido es el Café Sidi Chabaâne (foto superior). Lo reconoceréis fácilmente por las sombrillas azules colocadas en su espectacular terraza. Su ubicación dominando la bahía de Túnez y la doble cima del Djebel Boukornine, que alcanza hasta los 576 metros de altura, hacen de este sitio un lugar con unas vistas privilegiadas. Otro café que merece una visita es el Café des Nattes (“Café de las esteras”), conocido con este nombre ya que su suelo está cubierto de estas telas. Este local fue levantado alrededor de la antigua mezquita del siglo XVIII. Su ubicación era la antigua entrada monumental de la escalinata a la zouia.

Sidi Bou Said es conocido por sus bares y terrazas

Sidi Bou Said tiendas bares Túnez Hanway blog viajes

En lo alto del pueblo tenemos puestos callejeros de comida y algunas tiendas de artesanía

A escasos 100 metros de distancia encontraréis algunos puestos de artesanía y comida callejera. Os recomiendo de nuevo hacer otra parada y degustar un plato muy típico de esta zona, los conocidos bambalouni. Estos bollos artesanales elaborados con una pasta de harina frita en aceite y espolvoreados con azúcar nos recuerdan a los donuts que comemos aquí, aunque os aseguro que están infinitamente mejor. Sentiréis la tentación de comeros dos, pero no os lo aconsejo. Son auténticas bombas de calorías.

Sidi Bou Said bambalouni Túnez Hanway blog viajes

En los puestos callejeros es “obligado” degustar los famosos bambalouni

Tanto en la calle principal de Sidi Bou Said, Habib Thameur, como en el parking que encontraréis en la entrada del pueblo, podréis practicar uno de los deportes nacionales por excelencia de los comerciantes tunecinos: el regateo. Encontraremos numerosas tiendas y puestos con productos artesanos típicos del país y todo tipo de souvenirs para llevarnos de recuerdo a casa. Muy recomendable no perder ojo a los tejidos y prendas típicas y a la platería, que trabajan a la perfección.

Otro artículo artesano, por el cual además esta localidad es conocida, son las famosas jaulas que elaboran para pájaros y que podemos encontrar en todo el país a modo de decoración. Las jaulas de Sidi Bou Said, muy en boga a finales del S.XIX y principios del S.XX, estaban hechas en madera y alambre artísticamente ornamentado y tenían forma de globo aerostático, con la parte inferior en forma de rectángulo y la superior más grande y redondeada.

Sidi Bou Said jaulas Túnez Hanway blog viajes

Sidi Bou Said es conocida por las jaulas para pájaros que realizan sus artesanos y que utilizan a modo de decoración

Tengo que reconocer que el difícil arte del regateo, del cual los habitantes de este país son expertos, en estos momentos es algo más sencillo. Por desgracia, el poco turismo que reciben ahora mismo, hace que puedas negociar con ellos más fácilmente. Ojalá esto cambie y vuelvan dentro de poco a las cifras turísticas que tenían hace años, aunque esto sea un poco más perjudicial para nuestros bolsillos.

Sidi Bou Said mercadillo tiendas Túnez Hanway blog viajes

En la entrada de Sidi Bou Said, junto al parking principal, encontramos un mercado de artesanía

Desde aquí quiero agradecer a Planettravel, Tunisair y la Oficina de Turismo de Túnez el trato y la organización del viaje. En siguientes posts os iré contando el resto de maravillas que esconde este país.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *