Ruta de castillos y fortalezas por las Tierras Altas de Soria

Como ya os he ido contando en entradas anteriores, las Tierras Altas de Soria esconden tesoros de nuestros antepasados los dinosaurios y de arte, dignos de ser contemplados y disfrutados. Pero son muchas más las razones por las cuales os animo a hacer una escapada y conocer de primera mano estas tierras sorianas tan excepcionales. Para estimularos un poco más a que os lancéis a disfrutar de esta comarca de Castilla y León, hoy os propongo otra excusa perfecta: conocer un poco mejor parte de su historia y arquitectura a través de una ruta por sus castillos y fortalezas.

Castillo de la Nava del Marqués de Magaña

En mi ruta conociendo la comarca de las Tierras Altas de Soria, el castillo de Magaña fue la primera parada. Según nos acercamos a este pequeño municipio soriano, la fortaleza es visible fácilmente ya que está situada en lo alto del valle del río Alhama, dominando desde allí todas las tierras cercanas y la via natural de comunicación con Aragón y La Rioja. Levantado en el siglo XV entorno a una torre beréber del siglo X, en comparación con otros castillos de la zona, su estado de conversación es bastante bueno. El fortín fue cedido por el rey Juan II de Castilla a D. Juan de Luna. Tras sucesivos conflictos en el año 1499 pasará a ser propiedad de Doña Beatriz Pimentel, suegra de D. Alvarez de Toledo, duque de Alba. Además de su espectacular torre del homenaje, el elemento más antiguo de la fortaleza, su muralla defensiva posee siete torreones circulares.

Del patio central, ahora totalmente diáfano, se sabe que hubo un aljibe para guardar 60.000 litros de agua para abastecer a los habitantes y que tuvo dependencias domesticas distribuidas en varios pisos.

DSC_3077

La entrada principal está orientada al Noroeste

DSC_3085

Vistas del pueblo de Magaña desde lo alto del castillo

DSC_3084

Poco queda del interior del castillo

DSC_3092

El castillo está situado en lo alto del valle del río Alhama

Iglesia-Fortaleza de Nuestra Señora del Collado de Valtajeros

En el pequeño municipio de Valijeros encontramos la renovada iglesia-fortaleza de Nuestra Señora del Collado, otro pequeño tesoro en las Tierras Altas de Soria. Construida en el siglo XII, destaca por los almenas y saeteras que le confiere ese aspecto de fortaleza. En 2010, el exterior de la Iglesia, incluida su cubierta y patio de acceso fue totalmente restaurado. La iglesia tiene este aspecto defensivo debido seguramente a su emplazamiento. Estas tierras fueron frontera entre cristianos y musulmanes. Los continuos enfrentamientos seguro que fueron los causantes de este diseño tan peculiar. Hay pocos ejemplos como este en España, aunque si os acercáis a Segovia podéis ver otra iglesia-fortaleza en Turégano.

Del recinto se puede visitar todo menos el tejado y el campanario, aunque yo fui un privilegiado y el cura del pueblo nos abrió la puerta para poder ascender y contemplar desde lo alto el municipio de Valtajeros y los alrededores.




DSC_3108

La vista interior de la iglesia es imponente

DSC_3110

DSC_3111

Interior de la Iglesia de Nuestra Señora del Collado

DSC_3115

Castillo de San Pedro Manrique

Como podéis comprobar en las fotografías, poco queda de la grandeza del castillo de San Pedro Manrique. No está muy clara la fecha de construcción de esta fortaleza, pero se cree que se levantó allá por el 1383. Juan I de Castilla (1379-1390) donó la villa de San Pedro de Yanguas (como se llamaba entonces este pueblo) a Diego Gómez de Manrique, como pago a su apoyo a los Trastámara reinantes (el apellido Manrique se incorporaría al topónimo en 1464). El castillo se encuentra sobre una colina al norte de la amurallada población (la muralla es posible que se levantara antes, en el siglo XII). En pie solo quedan tres puertas de las cinco originales y dos torres de flanqueo en el acceso al recinto, con matacanes aún visibles, realizadas en mampostería con sillares en sus esquinas y de planta poligonal. El castillo fue declarado Monumento el 22 de abril de 1949.

Foto de José Luis Oroñez

Poco queda del castillo de San Pedro Manrique. Foto de José Luis Oroñez

DSC_3120

Vistas de las ruinas del castillo de San Pedro Manrique desde el centro del pueblo

77889659

san_pedro_manrique-

Solo quedan en pie dos torres de flanqueo

Castillo de Yanguas

Levantado en el siglo XIV al estilo árabe, en tapial de argamasa y cal y sobre una antigua fortaleza del siglo XII (se cree sus primeros propietarios fueron D. Pedro y D. Diego de Jiménez, descendientes de los reyes navarros) se encuentra en el extremo occidental del municipio. De la muralla que le defendía de posibles invasores, poco queda ya de ella. El interior del imponente castillo, casi en su totalidad en ruinas debido a un incendio provocado durante la Guerra de Independencia, es de planta rectangular con cuatro grandes torres cuadradas y cubierto en su totalidad por almenas defensivas. Tras varios estudios y excavaciones realizadas en el castillo se encontraron un gran número de columnas que rodeaban la plaza y dos imágenes del siglo XIII: una Virgen y el Santo Cristo de la Villa Vieja.

Igual que el castillo de San Pedro Manrique, el castillo de Yaguas fue declarado Monumento el 22 de abril de 1949.

DSC_3321

DSC_3322

DSC_3323

DSC_3330

DSC_3334




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *