Refugio Antiaéreo de Plaza de Santiago, Jaén

En noviembre del año pasado tuve la suerte de pisar de nuevo la maravillosa tierra de Jaén. En mi estancia pude disfrutar de su gente, su gastronomía, conocer su patrimonio e historia y descubrir algunos rincones secretos que desconocía y que me llamaron bastante la atención. Destacaría de todos ellos el refugio antiaéreo ubicado en la Plaza de Santiago, lugar donde se encontraba años atrás la iglesia con el mismo nombre, Iglesia de Santiago (siglo XVIII).

Para poneros en antecedentes y descubrir por qué se construyó este refugio, nos tenemos que remontar al 1 de abril de 1937, cuando la Legión Condor de la Alemania nazi bombardeó la ciudad de Jaén en el transcurso de la Guerra Civil Española. Como ya comenté en un post anterior hablando de este triste suceso, el bombardeo que sufrió Guernica pocos días después tuvo mayor repercusión y, a lo largo de la historia, siempre hemos pensado o creído que el municipio de Vizcaya fue el que sufrió más bajas por los aviones alemanes. Pero no es así. La verdad es que Jaén tiene este triste récord con 159 víctimas mortales (126 en Guernica) y cientos de heridos. La mayoría de los fallecidos eran jóvenes menores de 18 años ya que en esa época, los alumnos de los colegios públicos descansaban los jueves por la tarde y estaban en la calle el día del bombardeo.

En una sola pasada, la aviación, que constaba de seis aviones trimotores y nueve cazas, lanzaron un total de 68 bombas de 50 kilogramos y 7 bombas de 250 kgs. Alguna de las bombas cayeron en zonas muy concurridas y conocidas como: la Plaza de San Ildefonso, la Plaza del Deán Mazas y la Calle Fontanilla (actual Federico Mendizábal) siendo esta zona la más sangrienta, causando 22 muertos. Según parece, uno de los pilotos de los cazas era de Jaén y  al ver que el objetivo era atacar su ciudad natal, se retiró y no participó.

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes entrada

Entrada al refugio antiaéreo de Jaén

En este contexto, pocos días después de este fatídico hecho, tal y como se ve en la foto siguiente, se mandó construir varios refugios antiaéreos en la ciudad para que la población civil pudiera ponerse a cubierto. Jaén, hasta la fecha, no había temido ningún ataque debido a que su valor estratégico era muy bajo para los militares. Por suerte, no volvió a ocurrir una desgracia parecida; y de haber sido así, de poco hubiese servido el refugio de la Plaza de Santiago, ya que solamente está construido a tres metros bajo tierra. Cualquier bombardeo que hubiese sufrido, habría sido con seguridad otra lamentable tragedia.

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes proyecto

Proyecto de refugios antiaéreos para la ciudad de Jaén

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes paredes

En las paredes del refugio hay todo tipo de información sobre el bombardeo y sus víctimas

Como se puede apreciar en la lámina inferior que se expone en el refugio antiaéreo, el Frente Popular tomó medidas drásticas el mismo día del bombardeo mandando fusilar en las tapias del cementerio de Mancha Real a 128 personas que estaban encarceladas en la Prisión Provincial. Otro acto de la barbarie que se sufrió por ambos bandos.

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes frente popular

El Frente Popular aplicó la Ley del Talión

Ambientado en el Jaén de los años 30 y con una capacidad para 1040 personas, el refugio está dividido en tres largos pasillos de no más de dos metros de altura cada uno, donde podemos apreciar una exposición fotográfica y textos explicativos donde nos muestran con todo detalle, tanto el día del bombardeo, las consecuencias de todo ello, como las medidas que se tomaron días después. El proyecto de la obra, redactado en tan sólo cinco días después del ataque, se encargó a los arquitectos Antonio María Sánchez, Arquitecto Municipal y a Luis Berges Martínez, Arquitecto Provincial.

En un primer momento se proyectaron otros cinco refugios ubicados en: Plaza de Moscú, Plaza de la Merced, Plaza de Canaletas, Plaza de Largo Caballero y la Cárcel Vieja. La idea era poder dar cobijo a 8.800 personas en caso de cualquier otro ataque aéreo. Al final se construyeron 35 refugios, además de 114 más en casas privadas.

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes Andalucía

El refugio antiaéreo recrea el Jaén de los años 30

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes pasillos

Otro de los pasillos del refugio antiaéreo con un mensaje para la población

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes fotos

Proyecto para alojar a los refugiados tras el bombardeo en Jaén




Este espacio, cargado de historia y sentimientos, nos debe servir a todos como un lugar de reflexión sobre la paz y las atrocidades que supuso la guerra que sufrimos en este país no hace muchos años. Tengo que reconocer que en esta visita me emocioné pensando en el horror y sufrimiento que tuvo que padecer el pueblo de Jaén y más, tras leer con detenimiento todos y cada uno de los nombres de los fallecidos.

Para poder visitar el refugio antiaéreo, hay que concertar con antelación las visitas con la Oficina de Turismo (C/ Maestra, 8) o a través de algún guía oficial de la ciudad. Mi experiencia, muy recomendable, fue fantástica con Cláritas Turismo (Teléfono de contacto 678 77 50 43). El acceso es gratuito.

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes Frente Sur

Noticia en el diario frente Sur donde se comunica el bombardeo en Jaén

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes listado muertos

Lista de los fallecidos el día del bombardeo en Jaén

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes foto bombardeo

Foto aérea mientras se bombardeaba Jaén

Para finalizar, os dejo un fragmento del artículo de Miguel Hernández aparecido en “Frente Sur” el 11 de abril de 1937, donde refleja con desgarro el dolor y el drama que sufrieron los jiennenses el día del bombardeo:

Jaén es bombardeada: la trilita sacude y revienta hasta las piedras más profundas de la ciudad, y se derrumban las casas, y las mujeres madres no saben en qué rincón meterse con sus hijos, y los muertos inocentes, los destrozados, son una sangrante cantidad de cabezas, de brazos, de carne desconcertada. La cal y los ojos de Jaén se humedecen. Con cara de cadáver ante los espejos, aceituneros y barberos calculan en las barberías el número de víctimas; en la plaza se repite el cálculo; en las calles se anda con tristeza y temor, y en el cementerio necesitan venganza a su inhumana muerte niños, mujeres y ancianos que no habían cometido otro delito que nacer y vivir.

refugio antiaéreo Jaén hanway blog viajes Miguel Hernández

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *