Paseando por Candelario, Salamanca

Candelario se encuentra en plena sierra de Béjar. Pertenece a la provincia de Salamanca, aunque limita muy cerca con Ávila y Cáceres. Si os alojáis en cualquiera de sus hoteles, tenéis a tiro de piedra un montón de excursiones a pueblos y ciudades cercanas muy interesantes y recomendables para visitar: Hervás, La Granadilla, Plasencia…

Es un rincón perfecto para escaparse a disfrutar de la naturaleza y el buen comer (está a media hora de Guijuelo, el reino del cerdo) para los que vivimos por la zona centro de España. Desde Madrid se tarda dos horas más o menos.

Es un pueblo típico de montaña. Por su cercanía a la pista de esquí de La Covatilla, Candelario es un lugar bastante visitado por los amantes del esquí y la nieve en temporada de invierno.

Candelario

Candelario

Candelario

Llevaba cerca de veinte años sin asomarme por este precioso pueblo, pero seguía teniendo fresco en la memoria, lo que para mi, son los dos detalles que más le caracterizan:

  • Las batipuertas, se encuentran en casi todas las casas. Existen dos teorías sobre su existencia y función: para evitar que entrara la nieve en época de invierno a las casas o bien para evitar que los animales entraran mientras los propietarios trabajan en sus casas ya que abrían la parte de arriba de la puerta y así dejaban entrar la luz del día.
  • Las regaderas, recorren todas las calles del pueblo y son canalillos que recogen el agua que baja del deshielo de la sierra.

Candelario

Candelario




Candelario

Candelario con la Peña de Francia al fondo

También destacaría otra cosa, menos relevante, pero a tener en cuenta. Para pasear y descubrir Candelario o bien sufres al principio o bien sufres al final. Me explico:

Es un pueblo en cuesta permanente. Si vienes con fuerzas, aparca abajo y sube con calma. Muy aconsejable para hacer la ascensión hacer paradas en sus numerosos bares y restaurantes. Todavía siguen conservando la grata y bendita costumbre de ponerte tapa con la consumición que pidas. Si vienes cansado de un día de mucho trote, aparca arriba, baja con calma y repón fuerzas en alguno de los restaurantes que encontrarás en la parte baja. Así repones energías para luego poder subir con ganas y además aprovecharás para hacer la digestión.

Como os comentaba, son muchos y muy buenos los lugares para comer. Personalmente, me dejé aconsejar por mis buenos amigos de @pasean2. Son de la zona y conocen a las mil maravillas dónde comer a buen precio sin descuidar la calidad. Gracias a ellos descubrimos el restaurante El Ruedo, ¡nos encantó! Comida casera, deliciosa y un trato exquisito de los dueños. No os lo perdáis si tenéis oportunidad.

Fotos: Elisa Tcach

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

Candelario

Candelario

Candelario

Candelario


Ver mapa más grandeg




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *