Paseando en lancha por las Cataratas de Iguazú

Sin duda, hasta la fecha, ha sido el viaje de mi vida. Las experiencias tan brutales que pude disfrutar en Brasil, por ahora no las he podido repetir en ningún otro sitio: navegar por el Amazonas en un velero; despertar en medio de la selva amazónica; conocer pueblos indígenas; cazar jacarés o pescar pirañas; descubrir una ciudad tan especial como Río de Janeiro; navegar por las Cataras de Iguazú… son tantos los motivos, que sueño con volver y repetir algún día este viaje tan maravilloso.

He recuperado unos vídeos de la etapa de Iguazú. Como veréis en ellos,  disfruto como un niño pequeño. Aunque no hay que tomárselo a broma. Os aseguro que cuando estás debajo de las cataratas, impresiona bastante. Todos los años hay algún que otro accidente serio.

Las Cataratas de Iguazú, una de las siete nuevas maravillas del mundo.

Las Cataratas de Iguazú, una de las siete nuevas maravillas del mundo.

Las cataratas fueron descubiertas en 1541 por el español Álvaro Núñez Cabeza de Vaca. Cuando remontaba el río en la lancha, me imaginaba a este hombre y su tripulación remontando el río en su barco de madera y con unas condiciones precarias. Si para mi la sensación fue brutal, me imagino su cara de sorpresa y miedo al ver esa inmensidad de agua caer hacia ellos. Estas fueron sus palabras para describirlas: «el río da un salto por unas peñas abajo muy altas, y da el agua en lo bajo de la tierra tan grande golpe que de muy lejos se oye; y la espuma del agua, como cae con tanta fuerza, sube en alto dos lanzas y más». 

Y tenía toda la razón este buen señor. Cuando estás debajo, el sonido es tan ensordecedor, que no puedes oir absolutamente nada. Además, es tal la cantidad de agua que cae, que te ciega por completo. Es una experiencia absolutamente bestial. Para que os hagáis una idea, dependiendo del caudal, se pueden llegar a apreciar hasta 260 saltos. El más alto es la conocida Garganta del Diablo, con 80 metros de altura. La verdad es que tuvimos suerte ya que antes de llegar a Iguazú había llovido bastante y pudimos ver todo el parque en su máxima expresión.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

Os dejo con los vídeos, que hablan por sí solos:


Ver mapa más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *