Orient Express, toda una experiencia

Dicen que para escribir un post sobre un viaje, lo recomendable es escribirlo en el momento o al poco de llegar del mismo. El problema es que se te pueden olvidar detalles, datos o momentos importantes y atractivos. Para este post llevo dos meses de retraso. Tenía miedo de que eso también me ocurriera y que al final tuviera que olvidarme de contároslo. Pero no, sigue viva en mi retina la experiencia vivida en Brasil en Febrero de este año. Es más, creo que podrían pasar muchos meses y seguiría tan actual como en el momento en que pude disfrutarla.

No soy ni me creo un experto en nada, pero si puedo decir que llevo más de una década trabajando en el sector del turismo siendo director comercial de alguna que otra cadena hotelera. También puedo agredecer a esta carrera profesional el haber podido estar en 19 países y 379 ciudades. Alguno estará pensando que para que digo esto o que pedante es este tío, pero os lo comento para argumentar que, después de haber visto unos cientos de hoteles, no he conocido nada como el Copacabana Palace (Río de Janeiro) y el Das Cataratas (Foz de Iguazú), pertenicientes a la cadena Orient Express.

Sé, que me queda mucho mundo por conocer y mucho hotel por visitar, pero hasta que eso ocurra, Orient Express ha puesto un listón muy alto en mis perspectivas hoteleras. Conjugan varios argumentos de peso para conseguir que tu experiencia en sus hoteles sea plenamente satisfactoria y gratificante.

Tengo varias manías o deformaciones profesionales. Este es un mal que, a los que trabajamos en hotelería, nos ocurre. Nos fijamos allí donde no se fija nadie y observamos al personal de los hoteles y su comportamiento y trato desde otro punto de vista del viajero. Puedo decir que no encontré ni pude observar nada que me chocara o que no me cuadrara con la categoría de esta cadena.

Todos y cada uno de los departamentos (comercial, recepción, pisos, restauración, etc…) tiene un trato exquisito pero sin parecer pesados ni estar encima del cliente intentando complacerle. Siempre el trato es muy normal, cordial y cercano.

Ya que no siempre se puede dar el salto al otro continente, os animo a que conozcáis los hoteles más cercanos de esta cadena. En España está representada por La Residencia (Palma de Mallorca) y el Hotel Ritz (Madrid).

Espero que los disfrutéis tanto o más que yo en vuestra próxima escapada. Besos y abrazos para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *