Miranda do Douro

Los que me conocen bien, saben que soy un amante de Portugal, de sus gentes, gastronomía, cultura, etc… Quitando los habitantes de las provincias fronterizas, creo sinceramente que es un destino muy poco conocido por los españoles. Todavía me sorprende cuando, hablando sobre viajes, hay personas que no conocen sitios tan bellos como Lisboa, Sintra, Cascáis, Setubal, Estoril, etc… Yo tengo la suerte de, bien por trabajo o placer, haber visitado más de una veintena de ocasiones Lisboa y sus alrededores. Cuando la gente me pide consejo para un viaje de fin de semana por Europa, suele ser uno de los sitios que siempre recomiendo.

Supongo que este desconocimiento es debido en cierta manera por lo cerca que está. Esa cercanía puede ser en muchos casos un freno para planificarnos una escapada a nuestro país vecino.

Aprovechando que este puente del Pilar he pasado unos días en Monleras, un publecito de Salamanca, no podía dejar pasar la oportunidad de poder conocer un pequeño pueblo portugués fronterizo: Miranda do Douro.

Nada más llegar, Miranda te recibe con unas preciosas vistas del río Duero, frontera natural de España y Portugal en ese punto.

Miranda está dentro del Parque Natural do Douro Internacional. Una de las excursiones típicas que se realizan es un mini crucero por los Arribes del Duero.

Aunque está muy al norte de la zona de Alentejo, me recuerda a algunos de los pueblos de esa zona (Elvas, Évora, etc…): ciudades amuralladas, calles adoquinadas, casas bajas blancas…

Como curiosidad, en Miranda do Douro junto al portugués, se habla el mirandés, derivado del dominio lingüístico asturleonés y que tiene carácter oficial.

Es uno de los tantos pueblos que se han nutrido durante años de abastecernos de mantas, sábanas, plata, café y demás souvenirs. Todavía parte de su economía depende de ese tipo de actividad. Podréis encontrar bastantes tiendas donde enriquecer vuestro ajuar 🙂

En cuanto a la gastronomía, si vais un fin de semana, os aconsejo que reservéis mesa o tendréis algún que otro problema.

Comer en Lisboa y Oporto, como en casi todas las grandes capitales europeas (excepto Praga que yo conozca), ya no es tan barato como antes. Son más o menos tan caras como en España. Pero son en estas pequeñas ciudades donde todavía puedes comer mucha cantidad, con excelente calidad y muy barato. A lo largo de la calle principal tenéis varias opciones, pero os quiero recomendar el restaurante Sao Pedro. Imprescindible que pidáis el arroz con marisco y el bacalao a bras (con huevo, cebolla, bacalao y nata). Ojito con las cantidades. Son enormes.

Aunque no es muy grande, tiene siete hoteles donde poder elegir. No os puedo aconsejar ninguno de ellos, ya que fue una excursión de ida y vuelta en el día. Si sois de los que os guiáis por la categoría, que sepáis que dos de ellos son de cuatro estrellas.

Si andáis por la zona, no dejéis escapar la oportunidad de poder conocer Miranda do Douro. Caminar por sus pequeñas calles merece la pena.

Espero que os guste. Besos y abrazos para todos!

Fotos: Elisa Tcach

6 Comments

  • Portugal es un país que tengo pendiente de conocer pues las veces que ha visitado España me falta tiempo para tantos lugares hermosos, pero espero pronto regresar a la península e incluir Portugal en mis paseos…
    Saludos desde México…

    • yo mismo dice:

      Antes de nada, muchas gracias por tu comentario Ana. Te aseguro que te encantará. Es un país hermosísimo. COn gente maravillosa y unas ciudades únicas. No dejes de poder visitar Portugal, pero antes Madrid y un café conmigo.
      Mil besos!

  • Preciosas fotos. Parece una escapada perfecta para desconectar y disfrutar. Tomo nota.

  • No conocía tú blog Javier, y lo he descubierto con este post que me ha encantado porque además de un buen texto tiene unas fotografías estupendas que “maridan” perfectamente con el texto.

    Estoy contigo en que desconocemos Portugal, así como desconocemos infinidad de pueblos de España, que tienen un encanto especial.

    Yo lo único que conozco de Portugal es Oporto, y tengo que reconocer que su encanto me cambió el chip y ahora ese maravilloso país entra dentro de mis destinos pendientes.

    • yo mismo dice:

      Muchas gracias Javier! Me emocionan tus palabras.
      Reconozco mis limitaciones y sé que juntar palabras no es lo mío, pero intento que la gente que me lee, se lo pase bien aunque sea los dos minutos que me pasa por aquí.
      Sobre Portugal, a mi me tiene enamorado. Te animo a que sigas descubriendo ese maravilloso país.
      Te veo en un rato. Fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *