Londres desde el London Eye

Para poder disfrutar de una vuelta en el London Eye, que dura más o menos media hora y no es nada barata, tienes que aguantar cerca de una hora de cola para poder subir y disfrutar de unas maravillosas vistas de Londres. Entonces, la pregunta necesaria que te haces es, ¿merece la pena?, para mi, la respuesta es: rotundamente, sí.

El London Eye o Millennium Wheel, como también se la conoce, mide 135 metros de altura. Es la tercera noria más alta del mundo detrás de la Estrella de Nanchang, en China (160 metros) y la Singapore Flyer, en Singapur (165 metros). La inglesa está compuesta por 32 cabinas de cristal con una capacidad máxima de 25 personas cada una. El peso total de esta noria, supera las diez toneladas.

Desde que se abrió al público en mayo del año 2000, es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

London Eye

Las vistas panorámicas que ofrece el London Eye de Londres son inmejorables

London Eye

La London Eye está en continuo movimiento. Tienes que estar atento ya que te tienes que subir en marcha en ella. Por eso y por la capacidad de las cabinas, las esperas en la cola no se hacen pesadas. Es mucho más lento y tedioso la compra del ticket, aunque también tienes la posibilidad de comprar las entradas con pase prioritario. Hay una infinidad de posibilidades y precios ya que puedes adquirir entradas combinadas con otras atracciones o museos, pero para que os hagáis una idea, el ticket estándar normal adulto cuesta 22,50 € y el niño (de 4 a 15 años) 14,40 €. Menores de 4 gratis. El embarque prioritario que os comentaba antes, tanto para adultos como para niños cuesta 34,20 €. Os aseguro que no merece la pena pagar tanto. El resto de combinaciones las podéis ver aquí.

Muy aconsejable que evitéis la visita los fines de semana. Si tenéis la oportunidad de hacerlo entre semana, mucho mejor. Las colas son infinitamente más cortas.

Para llegar al London Eye tenéis varias alternativas. En metro, las paradas Westminster y Waterloo; en autobús las líneas 211, 77 y 381. Aunque yo os recomiendo que bajéis andando desde Trafalgar Square y disfrutéis de un espléndido paseo.

London Eye

El Palacio de Westminster y el Big Ben desde el London Eye

London Eye

_DSC9315

Una vuelta completa dura media hora más o menos. Si tienes suerte y tu cabina no se llena de turistas, podrás moverte por ella con facilidad y harás fotografías de Londres en 360 grados. Si tienes mala suerte , como tuve yo, y te toca una cabina casi llena, sacar buenas fotos no será fácil. Tendrás que jorobarte y simplemente disfrutar de las vistas y las alturas.

Para evitar esto exite una alternativa mucho más intima. Se puede alquilar una cabina privada con champán y frutas al módico precio de 410 €.

Siguiendo con la buena suerte, si ese día en Londres no hay nubes, cosa muy complicada, desde el London Eye es posible alcanzar una visibilidad de 40 kilómetros a la redonda.

Nuestra experiencia, absolutamente maravillosa, fue al atardecer. Como os he comentado, las vistas son espectaculares, pero lo deben ser mucho más por la noche por comentarios que me han hecho algunos amigos que así lo hicieron. Me lo apunto para la siguiente escapada a Londres.

London Eye

Subir de noche y ver Londres iluminado también es muy buena opción

London Eye

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

Ver mapa más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *