Lago Atitlán, el lago de los 7 colores. Guatemala.

Guatemala tiene atractivos más que suficientes para marcarlo en vuestro mapa como un destino próximo a conocer. Sobre todo para los que seáis amantes de la historia y la naturaleza. Si combináis estas dos tipologías turísticas, es un destino perfecto por descubrir y disfrutar. Por suerte, este país ha sabido conservar a la vez maravillas de la naturaleza y el arte milenario de la mano de sus antepasados los Mayas. Una de las maravillas que podéis contemplar es el imponente Lago Atitlán (Atitlán en el idioma maya significa “el lugar de donde el arco iris toma sus colores”). Algunos dicen que es uno de los más bellos del mundo.

El Lago Atitlán se encuentra en el departamento de Sololá, en el altiplano de Guatemala, rodeado de un conjunto de montañas y tres volcanes (Guatemala tiene 37 volcanes). Este país, anualmente, es uno de los que más erupciones y temblores soporta a nivel mundial. En una de estas erupciones nació este maravilloso lago de origen volcánico. Se formó hace aproximadamente 85.000 años en una tremenda erupción que expulsó más de 300 kilómetros cúbicos de lava y ceniza a 50 kilómetros de altura. Para que os hagáis una idea de la brutalidad de esta erupción, se han hallado cenizas en lugares tan lejanos como Florida (USA) y Ecuador. La gran caldera resultante se llenó de agua y así nació el Lago Atitlán. Aunque los volcanes siguen acitvos, la última erupción importante data de 1,853.

Hanway

El Lago Atitlán con el volcán San Pedro al fondo

Hanway

Ciudad de Panachel a orillas del Lago Atitlán

El lago está situado a 1.560 metros sobre el nivel del mar y tiene 18 km de longitud y está rodeado de 12 pequeños pueblos que se llaman como los 12 apóstoles (Santiago de Atitlan, San Pedro La Laguna, San Pablo La Laguna, San Juan La Laguna, etc…). Aunque el lago posee otra ciudad en forma de tesoro pero no está a simple vista. En 1,994 se descubrió, a 20 metros de profundidad, los restos de una antigua ciudad a la que se llamó Samabaj y que estuvo habitada entre el 200 AC y el 200 DC.

El centro económico de la zona es Panajachel, una pequeña ciudad en la orilla norte del lago. La mayoría de los hoteles e instalaciones turísticas se encuentran allí, además de mercados y tiendas típicas con precios súper económicos. Yo estuve alojado en el Barceló Atitlán (ahora se llama Porta Hotel Del Lago). El hotel es un cuatro estrellas que ya entonces necesitaba una pequeña reforma. Lo mejor sin duda, el emplazamiento y las vistas del lago que tiene desde las habitaciones y el restaurante. Si deseáis conocer (yo os lo recomiendo) alguno de los otros pueblos pequeños que rodean el lago, lo mejor es hacerlo en barco o en canoa desde Panajachel. El lago es la principal fuente económica para todas estas poblaciones, por su atractivo turístico como por su riqueza pesquera y comercial. Para estos pueblos indígenas el lago es un lugar sagrado, es el centro o el ombligo de la tierra.

Mientras Panajachel se ha vuelto muy comercial, la cultura y las tradiciones mayas siguen estando vivas en estos otros pequeños pueblos.

Hanway

lago-atitlan-6106

Es lago nos ofrece unas vistas preciosas se mire como se mire y sea la hora que sea, pero si podéis hacer coincidir la visita con el amanecer o el atardecer, os aseguro que no os dejará impasibles. En Atitlán pude disfrutar, hasta hoy, de uno de los atardeceres más alucinantes de mi vida. Un recuerdo imborrable.

Si tenéis tiempo y os da por hacer senderismo por los bosques que están alrededor del lago a lo mejor tenéis suerte y avistáis algún Quetzal (ave nacional de Guatemala). Estos bosques son uno de los pocos hábitats donde todavía se pueden encontrar. Para los amantes del turismo activo, las opciones que os ofrecen son bastantes: parapente, kayak, rapel, bicicleta de montaña, buceo, escalada, montar a caballo, pesca tradicional en cayucos de madera, etc…

El lago Atitlán se encuentra a unas dos horas de camino en coche desde la capital de Guatemala. Aunque la distancia no es muy larga, las malas comunicaciones que hay en el interior del país hace el viaje un tanto pesado. Si vais en autobús, podéis tardar el doble.

Sin duda, el Lago Atitlán es una visita obligada en cualquier viaje a Guatemala.

Hanway

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


Ver mapa más grande

6 Comments

  • Carmen Martagón dice:

    Hola Javier, lo describes con tanta pasión que enamora tan sólo de leerlo. Me encantaría conocer Guatemala. Si finalmente las “circunstancias” de la vida me dejan. Te aviso para que me des recomendaciones. Enhorabuena!.

  • Yani López dice:

    Wow que belleza de reportaje sobre ese majestuoso Lago!! Yo estuve allí hace dos años y es una maravilla de lugar! Lo súper recomiendo como destino favorito para sus vacaciones. Felicidades Javier por este excelente reportaje, me ha traído los mejores recuerdos de mi vida. 🙂
    Saludos
    Yani

  • Leticia Pérez dice:

    Hola… me puedes decir por que se le llama también el Lago de los 7 colores.

    Gracias =D

    • Hanway dice:

      Hola Leticia, Atitlán en la lengua náuhalt significa “el lugar donde el arcoiris obtiene sus colores”. Espero que te sirva esto. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *