El Bosque de Finlandia, espejismo nórdico en la sierra de Guadarrama

Rascafría, se encuentra en el Valle Alto del Lozoya, en la parte noroccidental de la Comunidad de Madrid, a unos 80 km de la capital, en la Sierra de Guadarrama, un paraje de extraordinaria belleza declarado Parque Nacional en el año 2013. El término municipal de Rascafría, con 150,30 kilómetros cuadrados es el de mayor extensión de la zona y comprende dos núcleos de población, Rascafría, que es la cabecera municipal, y Oteruelo del Valle. Su entorno cuenta con varios atractivos: las pistas de esquí (Cotos está a escasos 16 km), la Laguna Grande de Peñalara, el municipio de Rascafría en sí (una precioso núcleo urbano que ha conservado la esencia de los pueblos serranos con una amplia y destacable oferta gastronómica), El Monasterio del Paular (abadía Benedictina) y el maravilloso Bosque de Finlandia, un lugar mágico que recibe este nombre por el gran parecido que tiene con los paisajes nórdicos.

El Bosque de Finlandia no es un lugar fácil de encontrar, ya que al no tratarse de un monumento, no existen señalizaciones que te lleven directamente a él, pero siguiendo unas sencillas indicaciones podréis disfrutar de este hermoso paraje de cuento de hadas.

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes

El Puente del Perdón sobre el río Lozoya data se construyó en el siglo XVIII

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes camino

El camino está rodeado de un frondoso bosque

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes puente piedra

Cruzando el pequeño camino de piedra llegaremos al sendero “El camino del Papel”

El recorrido es una ruta de aproximadamente 3 km que se inicia en el Monasterio del Paular. Os recomiendo que dejéis el coche en al parking gratuito que está frente a él. Desde allí, a pie, debéis cruzar la carretera hacia el Puente del Perdón edificado para sortear el río Lozoya. El primer Puente del Perdón fue construido a principios del siglo XIV. Las crecidas del río y la dura climatología invernal del Valle Alto del Lozoya deterioraron el puente, por lo que a mediados del siglo XVIII fue reemplazado por uno nuevo que es el que actualmente existe. Las vistas desde este puente edificado en sillería de granito con tres arcos de medio punto son magníficas: las majestuosas montañas se levantan a nuestro alrededor, bordeadas por frondosos bosques y en primer plano, los altos del Monasterio, como remate final a un precioso cuadro. El nombre de este puente tiene un curioso origen: los condenados por la justicia debían atravesarlo antes de llegar al lugar donde debía cumplirse la sentencia y era la última oportunidad del reo para recibir la noticia de la conmutación de la pena que le hubiera sido impuesta por otra más suave.

Una vez cruzado el puente, nos encontraremos a la izquierda con una puerta de hierro (la típica puerta que suele delimitar los cotos de caza). En la inmensa mayoría de los casos está abierta, y basta con empujarla un poco para pasar y seguir el sendero durante aproximadamente 200 metros. No busquéis letreros ni indicaciones, no las hay. Simplemente dejad que el sendero os guíe. El recorrido es muy agradable: abetos, chopos, adebules y otras especies arbóreas propias de los parajes del norte de Europa jalonan este paseo y aunque decidáis realizar esta excursión en pleno verano, las temperaturas son llevaderas, la brisa agradable y la sombra de los árboles más que de agradecer. El sendero, conocido como El Camino del Papel, debe su nombre al molino (ahora en ruinas) que se encuentra al final del sendero y que los monjes utilizaban para la fabricación de papel.




Bosque de Finlandia Hanway blog viajes entrada

Nada más dejar el camino principal un pequeño sendero nos lleva hasta el Bosque de Finlandia

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes embarcadero

Pequeño embarcadero junto al lago del Bosque de Finlandia

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes sauna

La sauna en desuso la encontramos junto al embarcadero

Tenéis que estar atentos, porque una vez recorridos los escasos 200 metros de camino, a mano izquierda, veréis una caseta de madera con las contra-ventanas pintadas en rojo. Un lugar bucólico e idílico, sacado de una bonita postal de cualquier país escandinavo. Mientras nos dirigimos hacia la caseta, cruzaremos un pequeño puente sobre un cauce casi seco y cuyo acceso está obstaculizado por un monolito; a partir de este punto el paisaje cambia por completo: los árboles son distintos de los del resto del recorrido y grandes y oscuras coníferas confieren al lugar un aspecto casi fantasmagórico. Ante nosotros se abre ahora un paisaje de ensueño: la antigua sauna, ya en desuso, un viejo embarcadero y su pequeño estanque particular, todo ello rodeado de una extensa vegetación que se refleja en las aguas. Se cuenta que antiguamente, en los días más fríos del invierno, los habitantes de Rascafría, tenían una costumbre muy propia de los países nórdicos: combinar el calor de la sauna con una rápida zambullida en las gélidas aguas del estanque.

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes lago

Vista del lago desde el embarcadero

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes lago embarcadero belleza natural

Por su belleza, el Bosque de Finlandia es perfecto para visitarlo cualquier época del año

Bosque de Finlandia Hanway blog viajes paseo rutas

El Bosque de Finlandia y sus alrededores es perfecto para ir en familia

El paisaje es soberbio todo el año. En primavera, la naturaleza está en su máximo esplendor y el deshielo provoca que el agua sea abundante y luzca como único protagonista. En otoño, los colores amarillos y ocres tiñen el paisaje y le dan un aspecto aún más bucólico. En invierno, las heladas alcanzan el paraje y es inluso posible encontrarse el lago helado. Y si lo que queréis es visitar El Bosque Finlandés en verano, no hay mejor sitio para estar fresquitos ante un paisaje sublime.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *