Descubriendo el Castillo de Belmonte, Cuenca

A tan solo 150 kilómetros de Madrid, en la provincia de Cuenca, se encuentra este bonito municipio castellano manchego. Aunque Belmonte tiene suficiente patrimonio y riqueza histórica para descubrir y disfrutar, el centro de atención se focaliza en su imponente castillo amurallado. Sin duda, es uno de los castillos medievales mejor conservados de España, siendo uno de los pocos monumentos que mantienen una combinación única de estilos gótico, mudéjar y arquitectura árabe.

Después de ser partícipe de varias guerras y disputas a lo largo del tiempo, las remodelaciones que ha ido sufriendo a lo largo de la historia, tanto interna como externamente, han intentado cuidar siempre su diseño y estructura original. Sus propietarios actuales, gracias a Dios, siguen esta política de conservación y cuidado por el patrimonio heredado.

Este castillo, levantado en el S. XV (entre los años 1.456 y 1.470), fue mandado construir por D. Juan Pacheco, Marqués de Villena. El marqués eligió un punto estratégico para su emplazamiento, el cerro de San Cristóbal, y utilizó las ruinas de un antiguo edifico del S. XIV como cimientos para su futura fortaleza.

Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Parte de la muralla del Castillo de Belmonte con el pueblo de fondo

Castillo de Belmonte

El Castillo de Belmonte se encuentra en perfecto estado gracias al cuidado de sus actuales propietarios

Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Entrada principal al Castillo de Belmonte

Como os decía al principio, el interior del castillo está perfectamente conservado, ofreciéndonos multitud de cosas interesante para poder admirar. Sus diversas galerías divididas en  tres pisos recorren diversas salas, muchas de ellas decoradas tal y como vivían en ellas los antiguos dueños. Uno de los mayores tesoros que esconden las paredes de esta fortaleza son sus hermosos arcos, legados de la estructura neogótica del S. XIX. Además, el castillo posee una espléndida capilla.

En el exterior todavía hoy se conservan vestigios del antiguo puente levadizo y su foso. Las seis torres defensivas que rodean el castillo junto con la muralla están en perfecto estado de conservación.

Destaca también por su originalidad el patio en forma triangular de estilo neogótico construido durante la restauración llevada a cabo en el siglo XIX por quién fuera su ilustre propietaria la Emperatriz Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III.

Castillo de Belmonte

El artesonado del Castillo de Belmonte es precioso

Castillo del Belmonte

Castillo de Belmonte

Cuarto de armas y armaduras del Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Es normal que por el excelente estado de conservación que posee el castillo, muchos directores se hayan fijado en él y lo hayan seleccionado como escenario de algunas películas históricas o de ficción. Destacan sobre todas El Cid, protagonizada por Charlton Heston, y Crimen y Castigo, dirigida por Pilar Miró.

Además de castillo y fortaleza, esta construcción ha tenido otros usos a lo largo de la historia como prisión, hospital o residencia. Actualmente es un fantástico museo y un espléndido recinto para celebrar eventos de todo tipo (hace poco una buena amiga se casó aquí).

Además del castillo, Belmonte tiene otros cinco monumentos destacables para poder visitar. Entre ellos, el más importante es la Colegiata gótica del S. XV. En ella fue bautizado en 1.527 el vecino más ilustre en la historia de este municipio: el  poeta, humanista y religioso Fray Luis de León. Los otro cuatro munomentos son el Antiguo Alcázar, el Hospital de San Andrés, la Plaza del Pilar y la Plaza de correos y telégrafos.

Castillo de Belmonte

Castillo de Belmonte

Panorámica de Belmonte desde el castillo

Castillo de Belmonte

La colegiata de Belmonte es otra visita obligada

Por supuesto siempre hay alguna buena excusa para escaparse a conocer este bonito rincón de Cuenca, pero si queréis un motivo además original, del 1 al 4 de mayo se celebra en Belmonte el campeonato mundial de Combate Medieval. Un auténtico espectáculo digno de presenciar. ¡No os lo perdáis!

Fuera de estas fechas, el castillo abre diariamente sus puertas desde las 10:00 hasta las 13:00 y desde las 16:00 hasta las 19:30. La entrada de los adultos y visita al castillo cuesta 8 € (incluye audioguía) y los niños pagan 5 €. Si vais el segundo fin de semana de cada mes, podréis disfrutar de los entrenamientos del equipo nacional de Combate Medieval, ya que se ha establecido allí la sede central de la selección española y el lugar de los entrenamientos y pruebas para futuros aspirantes.

Si queréis ver más fotos del Castillo de Belmonte, las podéis ver en mi álbum de Flickr. Solo tenéis que pinchar aquí.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


Ver mapa más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *