Combate Medieval, un auténtico deporte de contacto

Todos sabemos que existe una gran variedad de deportes minoritarios y con muy poco seguimiento en España. Lo que nunca me hubiese imaginado, y estoy seguro que la gran mayoría de todos vosotros tampoco, es que existiera un deporte de contacto como el que descubrí este sábado pasado en el Castillo de Belmonte (Cuenca): el Combate Medieval.

Cuando me invitaron a asistir a los entrenamientos del equipo nacional y de los aspirantes a poder formar parte del equipo, lo primero que hice fue navegar un poco por internet y buscar algunos vídeos donde pudiera ver algún combate. Tengo que reconocer que debido a mi desconocimiento me esperaba una especie de espectáculo parecido a la lucha mexicana o el pressing catch. Nada que ver. Aquí los mamporros son de verdad y el contacto es real como la vida misma.

Mundial Medieval

Cascos que se usan en el Combate Medieval

Mundial Medieval

Mundial Medieval

A simple vista es un deporte brutal, pero hablando con los componentes del equipo nacional y viendo como terminaron, no es tan peligroso como puede aparentar. Claro que puede ocurrir algún accidente, pero como en cualquier tipo de deporte donde exista el contacto.

Por supuesto, las medidas de seguridad en el Combate Medieval son extremas. Antes de cada combate, los ayudantes de cada luchador supervisan minuciosamente todas y cada unas de las partes de la armadura para evitar males mayores. Parece increíble ver como las hachas y espadas golpean brutalmente y sin piedad cualquier parte del cuerpo y no les ocurre nada. Es más, se levantan con una sonrisa y se abrazan… Para muestra de lo que os digo, en las más de dos horas de combates que presenciamos, solo hubo que lamentar un dedo roto.

Las peores lesiones no se producen por los porrazos que se arrean. Se las suelen producir en las caídas. Las rodillas y los codos suelen ser las partes del cuerpo que más se lastiman, ya que las armaduras son muy rígidas y les provocan lesiones al no poder girar bien al caer. Parecido a  lo que les ocurre a los esquiadores si un esquí no se suelta en una caída.

Mundial Medieval

Las luchas en el Combate Medieval son espectaculares y reales

Mundial Medieval

Mundial Medieval

En el Combate Medieval, el que se cae, pierde

Para competir, además de tener habilidades como en cualquier tipo de deporte de contacto es imprescindible una buena preparación con mucho fondo físico ya que los combates suelen ser largos y las armaduras pesadas (entre 25 y 30 kilos). El esfuerzo y la tensión son máximos. Estoy seguro que la descarga de adrenalina tiene que ser inmensa.

Si estáis interesados en poder ver este espectáculo y conocer un poco mejor su reglamentación, del 1 al 4 de mayo se celebra en Belmonte (Cuenca) el próximo campeonato del mundo. A falta de que se cierren las fechas de inscripción, ahora mismo hay 20 países apuntados, de los 35 que existe en todo el mundo, para el campeonato con un total de 500 luchadores. Por lo visto, el equipo de USA está compuesto por marines del ejército y tienen un peso medio de más de 100 kilos. No me quiero ni imaginar como deben manejar las hachas.

Si no podéis asistir al campeonato pero estáis interesados en ver en directo a estos gladiadores, el equipo nacional se reúne el segundo fin de semana de cada mes en el Castillo de Belmonte, ya que se ha establecido allí la sede central de la selección española y el lugar de los entrenamientos y pruebas para futuros aspirantes.

Mundial Medieval

El compañerismo, es una de las virtudes de este deporte

Mundial Medieval

Los luchadores de Combate Medieval intimidan con sus armas y armaduras

Mundial Medieval

Hay que elogiar, como en casi todos los deportes minoritarios, el esfuerzo (también económico), tesón y empeño que ponen cada uno de los componentes de este deporte por darlo a conocer y difundir sus valores deportivos, históricos y culturales.

Si queréis ver el resto de fotos que hice, las podéis ver en mi perfil de Flickr. Pinchar aquí.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


Ver mapa más grande

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *