Chott el Djerid, el Gran Lago Salado de Túnez

Como si quisiera dividir el país de Túnez en dos, Chott el Djerid (el Gran Lago Salado) se extiende desde muy cerca de la frontera con Argelia hasta llegar a la región de Gabes, casi al mismísimo Mar Mediterráneo, al cual pertenecía hace miles de años. Sus casi 7.000 kilómetros cuadrados de extensión a tan solo 20 metros sobre el nivel del mar lo convierten en el lago de sal más grande de toda África. Los 250 kilómetros de este a oeste y los 180 de norte a sur hacen que este lugar a las puertas del Desierto del Sahara sea único en el planeta. Un rincón que no deja indiferente absolutamente a nadie.

Parado en medio de esta inmensidad asolada por las duras condiciones climatológicas, me chocaba pensar que aún así, Chott el Djerid es la mayor reserva de agua de Túnez. Es toda una paradoja. Más aún me sorprendió saber que hay personas que se atreven a cruzar a pie o en coche este enorme lago de sal sin utilizar la autopista P16, con el peligro que esto conlleva ya que la superficie salina puede no ser del todo firme y nos podemos quedar atrapados con facilidad, como podéis comprobar en la foto inferior.

Chott el Djerid hanway blog viajes autobús

Este autobús de turistas no tuvo mucha suerte intentando cruzar Chott el Djerid

Chott el Djerid Túnez Hanway blog viajes

La inmensidad de Chott el Djerid dificulta saber donde acaba a simple vista

Abandonadas a su suerte, podemos observar fantasmagóricas barcazas de madera ancladas al suelo y sujetadas únicamente por el lodazal de sal que les rodea. Al verlas tuve la sensación de estar contemplando un cementerio de barcos. Estas pequeñas barcas y las chozas que de vez en cuando nos encontramos en nuestro camino, rompen la monotonía desoladora del paisaje en la carretera que atraviesa Túnez de Este a Oeste, muriendo a las mismas puertas del Sáhara. Kilómetros y kilómetros de tierra estéril y desoladora.




No deja de sorprenderme este país. Qué maravilla de lugares como el Gran Lago Salado con 5000 kilómetros cuadros de extensión #Túnez

Una publicación compartida de Javier Hernández (@javier_hdez) el

Chott el Djerid hanway blog viajes agua salada

El color del agua cambia dependiendo de la cantidad de sal y los distintos minerales que hay en la zona

A Chott el Djerid se le conoce también como el lago de los espejismo. Yo mismo pude comprobar como la naturaleza juega con nuestra imaginación haciéndonos ver en el horizonte objetos irreales. El viento, la intensa luz, el alto grado de evaporación del agua y los distintos colores que proyecta el lago crean figuras y movimientos verdaderamente increíbles. A este fenómeno, mucho más frecuente en la época de verano, se le conoce como Fata Morgana. Este nombre proviene del italiano (hada Morgana), en referencia a la hermanastra del Rey Arturo que, según la leyenda, era un hada cambiante.

Todavía recuerdo la frase que me dijo Naoufel, mi querido guía: “Javier, en verano aquí estamos a 50 grados a la sombra… y no hay sombra”. Os podéis imaginar lo que tiene que ser pinchar el coche en la autopista que recorre el lago a las tres de la tarde y sin gota de agua para beber. No lo quiero ni pensar.

Chott el Djerid Túnez Hanway blog viajes autopista

La autopista P16 recorre parte de Chott el Djerid

Chott el Djerid Túnez Hanway blog viajes

Gracias a Chott el Djerid y a otros dos lagos salados de menor tamaño (Chott el Fejaj y Chott Gharsa), de los cuales ya os hablaré en futuros posts, Túnez se ha convertido en una potencia mundial exportadora de sal. Sus salinas, muchas de las cuales podemos observar en nuestro recorrido, abastecen a varios países limítrofes y a casi toda Europa, siendo Francia el principal comprador.

Chott el Djerid Túnez Hanway blog viajes lago salado

Panorámica de Chott el Djerid, el Gran Lago Salado

Chott el Djerid hanway blog viajes rosa desierto

En la autopista que cruza Chott el Djerid encontramos varios puestos donde podemos comprar rosas del desierto

Como ocurre con otros muchos lugares de Túnez, Chott el Djerid ha sido escenario de varias películas y documentales, donde destaca sobre todo el episodio IV de Star Wars, Una Nueva Esperanza. Paseando por este increíble lugar, de belleza inigualable, no me extraña que George Lucas y otros muchos directores y artistas encontraran inspiración para sus obras.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


¡Pincha en la imagen y hazte con tu 5% de descuento en tu seguro de viaje!





2 Comments

  • María GIRÓN Moya dice:

    Como buen escritor te documentas muy bien ,tu has podido comprobar personalmente lo inestable del terreno jajajaja .Leer tu blog me hace enriquecer mi viaje..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *