Cementerio de Chichicastenango, Guatemala

De Guatemala, por diversos motivos, tengo todavía frescos en mente muchos momentos y experiencias. Para empezar, quitando la zona de tránsito del aeropuerto de Miami, fue el primer país del continente americano que pisé en mi vida. Me maravilló poder ver ciudades coloniales como La Antigua, el imponente lago Atitlán o la mezcla de culturas cristina y maya que se respira aún en Chichicastenango. Y de este último os quería hablar hoy un poco. En particular de su fascinante cementerio.

La verdad es que tengo que reconocer que lo conocí por casualidad mientras paseaba por el laberíntico y caótico mercado que ponen en la ciudad. Debido a que era un viaje por trabajo no me informé de lo que podía ver en esos días que pasé allí. Simplemente me dejaba llevar. El guía local que nos acompañaba nos avisó de tener cuidado y no perdernos, pero hice caso omiso y perdí la noción del espacio y el tiempo. En un lugar tan mágico y caótico es muy fácil que te ocurra y aparezcas en cualquier lugar menos esperado, como en un camposanto.

Hanway

La ciudad de Chichicastenango es una ciudad viva

Hanway

Comentario de Chichicastenango

Hanway

El colorido del cementerio de Chichicastenango es su principal atractivo

El cementerio está ubicado en el alto de un cerro. Es muy fácil de identificar por la variedad en el colorido de sus tumbas. Aunque por ello parezca alegre para nuestros ojos, para los indígenas (la población pertenece a la etnia Quiché) significa todo lo contrario: cada color simboliza una pérdida ya irreparable.

Debido a sus viejas tradiciones, cada color tiene un sentido: color blanco (pureza) para enterrar a los padres. Las madres se entierran bajo el color turquesa que significa protección para las mujeres. Los niños se entierran bajo el celeste y las niñas bajo el rosado. Los abuelos son enterrados bajo el color amarillo, que significa la protección del sol sobre la humanidad.

Hanway

Hanway

Algunos ataúdes se encuentran a la vista en el cementerio de Chichicastenango

En el centro del cementerio hay un santuario de origen maya, donde se hacen ofrendas de incienso y alcohol. Este tipo de celebraciones suelen realizarlas los chamanes locales o de cualquier parte del país, y en ella también se puede dar el caso de sacrificio de algún animal como marca la tradición. El día más importante es el 1 de noviembre (día de todos los Santos). En esta fecha se suelen limpiar y repasar de pintura las tumbas para dejarlas de nuevo en buen estado. Es tan importante para ellos esta fecha, que quince días antes comienzan los preparativos de limpieza en el cementerio.

Como veis, toda una experiencia difícil de repetir.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:

Ver mapa más grande

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *