Catedral Metropolitana de São Sebastião, Río de Janeiro

Río de Janeiro, como todo Brasil en su conjunto, es un destino imponente. Su gran extensión, hace que este país sea enormemente rico en la diversidad de culturas y tradiciones que atesora. Pero si hay algo en común en su pueblo, es su gran devoción religiosa (católica). Es un pueblo profundamente creyente y lo demuestran en su vida diaria. Por eso no me extrañé mucho cuando pude visitar la Catedral Metropolitana construida en honor a San Sebastián, patrón de la ciudad. Ese monumento colosal solo podía ser levantado por un pueblo con esas profundas creencias religiosas.

Reconozco que cuando la vi me costó contestar a la pregunta que me hacía nuestro guía sobre si me gustaba o no el templo. Es tan chocante y distinta al resto de catedrales o lugares de culto que solemos conocer en Europa, que te crea una sensación extraña. De hecho, fue muy polémica su construcción, ya que muchos brasileños no quedaron muy contentos con ella.

Pero como un pequeño truco de magia, lo que desde fuera parece un edificio imponente, sobrio y frío, cuando entras se convierte en acogedor y envolvente gracias a sus enormes vidrieras en forma de cruz que van desde el suelo hasta el techo en cuatro de sus lados aportando una luz fascinante. Estas vidrieras se unen para componer otra gigante cruz blanca y transparente que cierra como techo. 

Catedral Metropolitana Hanway blog viajes

Su forma cónica piramidal la hacen original y de una belleza única

Catedral Metropolitana Hanway blog viajes interior

Espectaculares las vidrieras de la Catedral y su cruz transparente en el techo.

La Catedral fue construida a mediados del S. XX por el arquitecto Edgar de Oliveira (raro que no fuera por Niemeyer, que lo acapara todo en ese país). El emplazamiento elegido fue el mismo lugar que durante siglos habían albergado las distintas catedrales que tuvo Río de Janeiro.

Según parece, el arquitecto se inspiró en las antiguas construcciones piramidales de la cultura Maya, optando por un diseño cónico. Sus dimensiones son absolutamente imponentes, en concordancia con la gran devoción de su pueblo: 75 metros de altura y 96 metros de diámetro (106 en el exterior) con una capacidad máxima de 20.000 fieles de pie (5.000 sentados). Sobrecoge apreciar que esta inmenso edificio no lo sustenta ninguna columna en su interior. Debido a este peculiar diseño, el campanario tuvo que ponerse en el exterior, a unos metros de la Catedral.

Su interior no está muy recargado, en línea con su sobriedad exterior, pero podremos apreciar además de las vidrieras algunas esculturas, murales y diversas obras artísticas. Destaca sobre todo una cruz gigantesca tallada en madera y que está suspendida en el aire encima del altar. En los sótanos de la Catedral también podremos encontrar el pequeño Museo de Arte Sacro en cuyo interior encontramos, entre otras cosas, las fuentes que se utilizaron en el bautizo de los príncipes y la familia real o el trono de Don Pedro II, último emperador de Brasil.

El campanario Catedral Metropolitana Hanway blog viajes

El campanario, también en forma de cono, está separado de la Catedral

Entrada principal Catedral Metropolitana Hanway blog viajes

Entrada principal a la catedral

Catedral Metropolitana Hanway blog viajes altar

Altar de la catedral con su enorme cruz tallada en madera suspendida en el aire

Como dato curioso, además de vender merchandising o libros como el resto de parroquias del mundo para poder financiarse, la Catedral de Río de Janeiro tiene un programa propio de radio para poder llegar a más fieles.

Cómo llegar y horarios

La catedral se encuentra en el mismo centro de Río de Janeiro, en el conocido barrio de Lapa. Aunque lo más recomendable es ir en taxi, si queréis acercaros en el metro, la parada es Cinelandia (líneas 1 y 2). 

La entrada a la Catedral es gratuita y está abierta todos los días desde las 07:00 de la mañana hasta las 18:00 horas. El Museo de Arte Sacro puede ser visitado los miércoles de 9:00 a 12:00 h y de 13:00 a 16:00 horas y los sábados y domingos de 9:00 a 12:00 horas.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


Ver mapa más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *