Castillo de San Jorge, las mejores vistas de Lisboa

Lisboa, conocida como la ciudad de las siete colinas. La ciudad que mires como la mires, te enamora nada más conocerla. Motivos y lugares no le faltan a la hermosa capital portuguesa para mostrarse ante nuestros ojos como una de las más bellas ciudades del viejo continente. Perdernos por cualquiera de sus barrios caminando por sus calles adoquinadas y dejarnos llevar envueltos en esa peculiar “decadencia romántica” que le caracteriza, es un placer para los sentidos. Una peculiaridad que le hace ser única.

Pero si hay un lugar especial y desde el cual podéis contemplar con vuestros propios ojos esta belleza en un solo plano, es el Castillo de San Jorge. Y no es porque lo diga yo. Ya lo escribía así el poeta portugués Antonio Botto:

Le pedí al centinela que me dejase entrar.

Yo iba un poco por ir sin saber 

Si era fácil poder justificar

mi deseo de apurar el día

¡Y ver nacer el sol desde ese castillo

que domina Lisboa desde el más bello

y sorprendente cuadro de belleza!

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes

Castillo de San Jorge

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes entrada Portugal

Una de las entradas sobre el foso del Castillo de San Jorge

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes torre portugal

Muralla

El Castillo de San Jorge se puede ver desde casi cualquier rincón de la ciudad. Los lisboetas hablan de él como la cuna de su ciudad y que pudo haber sido donde nació la capital portuguesa. Por su estratégica ubicación, todos los pueblos que conquistaron estas tierras, usaron la colina de San Jorge para defenderse y controlar la ciudad. Los primeros restos del castillo datan de la época romana, aunque también se han encontrado vestigios visigodos y musulmanes. Estos últimos hicieron del castillo su residencia real, hasta la conquista del primer rey portugués Alfonso Henriques en 1147. El monarca luso pudo conquistarlo ayudado por los cruzados del norte de Europa en su camino hacia la Tierra Santa.

Desde entonces y hasta el siglo XVII fue el palacio real de Portugal, hasta que se decidió el traslado de la residencia a un nuevo edificio, el Palacio de la Ribeira, que se levantó en la actual Praça do Comércio. Desde entonces el Castillo de San Jorge pasó a ser un cuartel militar.




Tras el terrible terremoto que sacudió a Lisboa en 1755, gran parte del castillo (y la ciudad) fue seriamente dañado. El recinto amurallado quedó prácticamente en ruinas, pero gracias al esfuerzo del gobierno portugués y a su declaración como Monumento Nacional, en el siglo XX recobró todo su esplendor.

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes vistas panorámica Portugal

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes río Tajo Portugal

Al fondo, sobre el Río Tajo, el Ponte do 25 de Abril

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes La Plaza de Comercio Portugal

La Plaza de Comercio se nos presenta como la gran puerta a Lisboa

Desde el Castillo de San Jorge, en un día despejado, disfrutaremos desde diversos miradores de las vistas del barrio de Alfama (donde se encuentra), el estuario del Río Tajo, las montañas de Monsanto y Sintra, el Ponte do 25 de Abril, la Praça do Comércio, la Avenida da Liberdade, el Parque Eduardo VII y un increíble cuadro de los tejados de la capital portuguesa a nuestros pies. La mejor panorámica y recuerdo que nos podemos llevar de Lisboa.

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes Barrio alto vistas Portugal

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes tejados Portugal

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes Alfama Portugal

Parte del barrio de Alfama a nuestros pies

Horarios y precios

Las puertas del Castillo de San Jorge están abiertas todo el año. Solo tenemos que tener en cuenta que los horarios cambian dependiendo de la temporada: de marzo a octubre, de 9 a 21 horas, y de noviembre a febrero, de 9 a 18 horas.

El precio para adultos es de 8,5 € (5 € para estudiantes, mayores de 65 y personas discapacitadas). Niños menores de 10 años no pagan. Podrás andar libremente por todas las estancias y jardines del castillo y pasear por sus murallas y once torres (la más alta y conocida es la Torre del Homenaje). El precio también incluye la entrada a la Torre de Ulises. En ella se encuentra el conocido periscopio. En un espacio a oscuras (Câmara Escura) desde el cual disfrutaremos de una vista panorámica de 360 grados de Lisboa. La visita dura 20 minutos y se puede realizar de 10 a 17 horas, de martes a domingo.

Dentro del recinto encontraremos un restaurante. Está situado en lo que antiguamente era la residencia de los reyes en la época medieval, el Palacio de Alcaçovas. También podremos visitar un pequeño museo arqueológico dividido en tres cámaras subterráneas.

Castillo de San Jorge Hanway blog viajes interior patio

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *