Castillo de Dénia

Cuando vives en una ciudad se suele pecar de no visitar algunos de sus monumentos, plazas o lugares más conocidos o turísticos. En mi caso por poner un ejemplo, que vivo en Madrid, el templo de Debod lo conocí este año. Solemos tener curiosidad por salir fuera y dejar para otro momento lo nuestro, lo más cercano. El “ya tendré tiempo” se convierte en norma habitual. Tremendo error que tenemos que empezar a cambiar. Poniéndome otra vez a mi como ejemplo, desde hace siete años veraneo o disfruto de algunas fiestas en Dénia (mi paraíso particular) y hasta esta semana pasada, aprovechando el puente de Mayo, no había paseado por el castillo de este bonito pueblo costero de Alicante.

Vista panorámica de Dénia desde el castillo

Vista panorámica de Dénia desde el castillo

Si os gusta andar, no hace mucho calor y tenéis tiempo, se puede hacer andando tranquilamente. Te llevará un tiempo llegar hasta arriba y un poco de fatiga si vas con enanos y tienes que tirar de carritos. Otra opción es subir en coche hasta lo más cercano posible y el último tramo, que es peatonal, hacértelo andando. Lo difícil aquí es encontrar aparcamiento ya que nos metemos en el casco antiguo dentro de la muralla y ahí es muy complicado aparcar. La tercera y última opción (para mi la mejor) es la que nosotros hicimos. Cerca del puerto sale un tren turístico que hace un pequeño recorrido por Dénia y te sube casi hasta la plaza principal del antiguo castillo. El precio de este tren es de 3 € los adultos, 2 € los niños menores de 12 años y gratis para menores de dos. Los enanos se lo pasaron pipa. Si queréis volver a bajar en el tren, tendréis sólo media hora para poder hacer la visita. Lo mejor para disfrutar sin prisas es bajar andando a tu aire.

Ha cambiado mucho Dénia

Ha cambiado mucho Dénia

Este castillo de época musulmana, se construyó entre los S. XI y XII, aunque dentro de él y por los alrededores se han encontrado restos de viviendas y fortificaciones de la Diannium romana. Con el paso del tiempo y en distintas épocas, sufrió diversas reformas. Tuvo varias funciones además de fortificación defensiva. Llegó a ser el Palacio del Gobernador, en los siglos XVI y XVII, bajo el dominio del Duque de Lerma, Marqués de Dénia. También sirvió de fortaleza en la época de la piratería del Mediterráneo.

Durante la Guerra de Sucesión en el S. XVIII el palacio fue destruido, aunque fue en la Guerra de la Independencia contra los franceses, en 1808, cuando se hundió el castillo por completo. Se dejó en el abandono absoluto llegando incluso a que se ordenara su derribo. Gracias a que pasó a manos privadas a principios de los años 50 del siglo pasado, se salvó lo poco que quedaba de él y se empezaron las reformas que acabaron en el año 1984.

Castillo de Dénia

Vista aérea del Castillo de Dénia

El pago del billete de tren incluye además de la entrada al castillo, la entrada al Museo Arqueológico de Dénia y la Torre del Consell (S. XV), lugar donde se reunía el consejo de la ciudad. El museo lo podemos encontrar en las pocas estancias que quedan en pie del antiguo Palacio del Gobernador. Tiene 4 áreas que corresponden a diferentes épocas:

  • Época Ibérica: poblamiento ibérico (yacimiento de l’Alt de Benimaquía, etc) e inicios de romanización.
  • Época romana: la ciudad de Dianium y su evolución.
  • Época musulmana:  la ciudad de Daniya y la importancia del Reino Taifa de Dénia.
  • Época cristiana: La ciudad durante los siglos XIII al XVIII.

En definitiva una excursión perfecta para conocer un poco más de la historia de Dénia y de España. Os animo a que podáis realizarla pronto.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


Ver mapa más grande

2 Comments

  • Otras opciones son el autocine, coger un barco a Jávea, un recorrido en trenecito por las callejuelas de Denia hasta el castillo, el Safari Park de Vergel , Terra Mítica en Benidorm, Aqualandia o el Oceanografic en Valencia. Y para el mal tiempo, un cine en el Centro Comercial de la Marina , en Ondara, o un parque de bolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *