Carta cerrada a Papa Noel

Querido Papa Noel,
Como creo que el año pasado no te llegó la carta, porque ni me llegó el regalo que te pedí, ni he recibido respuesta alguna explicando el motivo de que no me llegara, voy a insistir en la misma petición, esperando que este año si se cumpla mi sueño tan esperado.
Este año he sido muy bueno, como todos los anteriores. Además, he pasado por algunos malos momentos y necesitaría que este regalo me llegara para poder olvidar mis penas y empezar así el año con otra cara.
Como te podrás imaginar, porque tú eres súper listo, vuelvo a pedirte mi muñeca preferida, Halle Berry. En la carta del año pasado te dejaba, a tu libre elección, la Halle Berry que tú quisieras. Este año, te lo voy a poner mucho más fácil y te voy a dar algunas pistas, para que no tengas que pensar mucho sobre si la que eliges me gusta mucho o poco (sabes que cualquiera de ellas me viene bien y no voy a hacerle ascos a ninguna). Para empezar, la que mas me apetece es la Halle Berry Aventurera. De este modelo, tiene dos tipos. Cualquiera me vale:

Halle Aventurera Buceadora

Halle Aventurera Poli Secreta

Esa sería mi premera opción. Pero si estas están agotadas, que es lo más probable, te pongo por orden de prioridad, otro tipo de Halle que no me importaría tener:

Halle Juvenil

Halle Vestido Noche

Halle Catwoman

Halle Vestido Fiesta

Creo que también han sacado una versión con amiguitas. Tampoco me vendría mal este pack, así mi Halle tiene con quien jugar, vestirse, peinarse, ir de fiesta, desvestirse… Si te decides por esta opción, las que más me gustan son:

Halle y Paris juantas de fiesta

Halle y Sharon dos gatitas disfrazadas.

No es por nada, pero la segunda me mola mucho mas. Lo que si te pido, es que bajo ningún concepto, me traigas “Halle y Kent se van de vacaciones”. Sería tirar el dinero. Kent no duraría mucho en el fuego de la chimenea. Ahhhhh, y se me olvidaba decirte, que también tiene accesorios divertidos y que me vendrían muy bien, como “La casa en Malibú de Halle” y “Halle en su Corvette”.
Espero y deseo que este año no tengas excusas para no traerme lo que te pido, porque de no ser así, el año que viene voy a ser más malo que el diablo. Tú verás lo que haces.

Muchas gracias de antemano y millones de besos y abrazos.

10 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *