Camden Town, visita obligada en Londres

Ya sé que lo he dicho muchas veces, pero no me canso de repetirlo: Londres es mi ciudad preferida. En ella viví una de las etapas de mi vida más importantes y muchas experiencias que me marcaron para el resto de mi vida y que jamás podré olvidar. Le debo mucho a esta ciudad.

Cuando echo la vista atrás y me acuerdo en el zulo en el que vivía, pienso muchas veces en cómo pude convivir en esa residencia y en aquellas condiciones. La respuesta es fácil. Tenía 25 años y me daba igual todo. Me comía el mundo y todo me parecía fantástico, sobre todo las fiestas nocturnas. Todas y cada una de las noches había un sarao o algo que celebrar.

Pero lo mejor de esa residencia era su inmejorable situación. Vivía en Zona 1 (todo un lujo para un currante español con sueldo de inmigrante), en la calle Crestfield St, frente a la estación King’s Cross St Pancras. En casi un año de vida londinense, cogí muy pocas veces transporte público para moverme por la ciudad. Esa espléndida ubicación me permitió conocer y disfrutar Londres de una manera inmejorable: a pie.

Os cuento todo esto para ubicaros un poco en el mapa. Los que conocéis Londres, sabéis que St Pancras está muy cerca de Camden Town. Andando no tardas más de media hora en llegar a esta “locura” de barrio. No exagero si os digo que casi todos los fines de semana de mi aventura en Londres acabé paseando por Camden.

Camden Town

Camden Town

El colorido de sus puestos se aprecia mejor a primera hora

El colorido de sus puestos se aprecia mejor a primera hora

Las tiendas se preparan bien temprano

Las tiendas se preparan bien temprano

Este barrio tiene sin duda alguna el mercado de referencia de Londres (que me perdonen los que opinen lo contrario). Este gran mercado, el más grande del Reino Unido, está dividido en seis zonas: Buck St Market, Stables Market, Camden Lock Village, Inverness St, Camden Lock MarketCamden High St Market.

Pero vamos a ir por partes y con algunos consejos prácticos.

De tiendas:

Hace años, si querías disfrutar y ver el mercado en su máximo esplendor, tenías que ir el fin de semana. Entre semana abrían pocas tiendas y restaurantes. Pero eso ha cambiado y ahora Camden, excepto el 25 de diciembre, abre todos los días del año. No hay que madrugar mucho para ir de tiendas ya que los negocios suelen abrir sobre las nueva o diez de la mañana. Lo mejor es perderse e ir sin prisa, sobre todo los jueves y viernes, así evitaréis las avalanchas de hordas de turistas que se acercan los fines de semana al mercado y que os alegraréis evitar. Cada semana llegan a Camden 150.000. En hora punta es hasta difícil caminar por sus calles.

Las antiguas caballerizas de Camden ahora transformadas en tiendas

Las antiguas caballerizas de Camden ahora transformadas en tiendas

Camden es conocido por muchas cosas, pero sobre todo por sus tiendas con ropa vintage, tiendas de ONG´s que reciclan ropa para luego venderla y negocios donde puedes comprar ropa de segunda mano. Por muy poco dinero, si sabes buscar bien, puedes encontrar auténticos chollos. Solo hay que armarse de un poco de paciencia y buscar entre millones de prendas. Algunas de mis tiendas preferidas son Clime-itbrothers (159 Camden High St), Rokit (225 Hig Street) y Amsterdam of London (244A Camden High St).

Pero Camden Town también es el lugar adecuado si has pensado hacerte un tatuaje o ponerte un piercing por los numerosos locales que encontraréis, como el Eclipse en Camden High St o para comprar un libro en alguna de sus originales librerías: no os perdáis Daunt Books (83 Marylebone St) y Primrose Hill Books (134 Regent’s Park Rd). 

Sus librerías son peligrosas. Si entras, picas

Sus librerías son peligrosas. Si entras, picas

Típica tienda de lámparas

Encontraréis varias tiendas como esta para comprar Incienso, velas y lámparas

Por supuesto también encontraréis un montón de tiendas de decoración, de artesanía o especializadas en vender productos muy originales e insólitos. Por poner un ejemplo, encontraréis una tienda en la que solo venden condones de mil tipos y sabores. Una de las tiendas más curiosas y de mis preferidas es Cyberdog. Sus dependientes van todos disfrazados de robots, suele haber un DJ pinchando música y la ropa y artículos que venden son difíciles de encontrar en otro sitio. Solo una cosa, en la planta de abajo no dejan entran menores. Venden artículos no aptos para sus ojos.

Para comer:

Un buen consejo que aprendí en esos tiempos que viví allí (el hambre agudiza el ingenio): si no queréis gastaros mucho dinero en comer y no os importa que vuestras tripas canten por soleares, es preferible que esperéis a comer en los puestos de comida asiática cuando empiezan a cerrar las tiendas (cierran sobre las cinco o seis de la tarde). ¿Por qué? Pues porque antes de tirar toda la comida que han preparado prefieren venderla a precio ridículo (1 libra por ración). Les encontraréis fácilmente. Gritan como locos para quitarse de encima toda la comida preparada que puedan.

Patatas fritas con vinagre, una de mis debilidades de los puestos de comida Camden

Patatas fritas con vinagre, una de mis debilidades de los puestos de comida en Camden

Típico puesto de comida asiática

Típico puesto de comida asiática

Lo bueno de este barrio es que desde primera hora de la mañana ya puedes probar todo tipo de comida de varios países en la infinidad de puestos que os iréis encontrando. Predominan los asiáticos, aunque también podréis comer comida mexicana, americana, italiana, hindú, árabe, francesa (los mejores creps del mundo me los he comido aquí)… Los menús, en general, suelen rondar las cinco o seis libras.

Si sois unos clasicones y de la comida española no hay quién os mueva, que sepáis que también tenéis opciones patrias: El Parador (245 Eversholt St), Bar Gansa (Inverness St) y el Pescador (33 Pratt Street).

Cómo llegar:

Camden está muy bien comunicado por transporte público. Se encuentra en la zona 2, por lo que os aconsejo que compréis en cualquier quiosco o estación de metro un abono de un día de duración. La línea de metro que tenéis que coger es la Northern Line. Ojo si venís en fin de semana. Por seguridad y para evitar aglomeraciones, cierran la parada de metro de Camden Town por lo que tendréis que ir a la de Chalk Farm.

Si venís en bus, las líneas que tenéis que utilizar son estas: 24, 27, 29, 31, 134, 135, 168, 214, 253, 274 y C2. Otra forma de llegar muy original es hacerlo en barco por el Regent’s Canal desde Little Venice hasta Camden Lock. Es una experiencia fantástica y tendréis otra perspectiva distinta de Londres. El billete de ida y vuelta cuesta unas doce libras los adultos y diez los niños y la duración es de unos 50 minutos más o menos.

Camden Town

Uno de los embarcaderos en Regent’s Canal, Camden Town

Por supuesto, podéis venir en taxi, pero ya sabéis que no os va a salir nada barato. Aunque si nunca habéis cogido un “cab”, puede ser una gran oportunidad para hacerlo.

Si vais a Londres y no os dejáis caer por Camden, no tendréis perdón de Dios. Os arrepentiréis mucho, pecadores!!!!! Aunque por otro lado, será la excusa perfecta para hacer una nueva escapada a esta maravillosa ciudad.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:


Ver mapa más grande

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *