Café Einstein, los reyes de la apfelstrudel en Berlín

Los que me conocéis, sabéis de buena tinta que en todos mis viajes la gastronomía es uno de mis principales intereses. Soy de esas personas que opinan que comer es un placer divino. Además, es una fuente valiosísima para descubrir nuevas culturas distintas a las nuestras.

Cuando voy a un destino nuevo, me suele apetecer descubrir por mi cuenta restaurantes locales. Por norma general, suelo consultar poco antes de hacer cualquier viaje. Me gusta la sorpresa y que me sorprendan.

Pero también me dejo aconsejar y más cuando es por alguien de la ciudad que visito. Esto es lo que me ocurrió el mes pasado en Berlín. El propietario del apartamento donde nos alojábamos era un venezolano que llevaba 25 años viviendo en esta ciudad. Nos dio, con pelos y señales, todo tipo de referencias para conocer en pocos días lo más representativo de la capital alemana. La verdad es que fue una gran ayuda conocer a Agustín. Cuando tocó hablar con él de gastronomía, me preguntó si me gustaba la repostería. Babeando le dije que sí. ¡Adoro la repostería de calidad!

Sin dudarlo nos recomendó el Café Eisntein. Según los berlineses, es el mejor sitio para comerte una strudel. Casi le doy un abrazo cuando me lo dijo. ¡¡La strudel es mi tarta preferida!!. Marqué en la ruta turística una parada obligada en este café. Tenía que comprobar en persona que esa fama tenía fundamento. Ya puedo decir que sí. Se merece eso y mucho más.

Entrada al Café Einstein Hanway blog viajes Berlín

Entrada al Café Einstein

interior Café Einstein Hanway blog viajes Berlín

Interior del Café Einstein

Desde su apertura en 1.996, el Café Einstein es una institución en Berlín. Seguramente es uno de las principales y más famosos cafés de estilo vienés de esta ciudad. Nada más entrar te das cuenta de su diseño acogedor donde podrías estar horas charlando con buenos amigos sobre lo humano y lo divino. El lugar invita a ello.

El mobiliario y el suelo es de parqué y todas sus paredes están llenas de imágenes de los mejores fotógrafos del mundo. Todos los camareros van impecablemente vestidos con pajaritas y chalecos dándoles un particular toque snob. En general, la suma de todos estos pequeños detalles hace que el Café Einstein nos recuerde a los elegantes días del imperio austro-húngaro.

En la barra no dan servicio, por lo que en hora punta os podéis encontrar con dificultades para encontrar mesa. Por su fama suele estar lleno y eso puede llegar a ser un pequeño problema.




Barra Café Einstein Hanway blog viajes Berlín vienés

El diseño del Einstein recuerda a los antiguos cafés verlineses

Café Einstein Hanway blog viajes Berlín cafetería Alemania

El café es otro de los puntos fuertes del Eisntein

Pero la verdadera atracción y lo que me llevó hasta allí era su famosa strudel. Os aseguro que nunca me he comido una igual y eso que soy de esos que siempre la pide si está en la carta. Es verdaderamente celestial. Además, lo bueno de este café es que podemos personalizar la tarta a nuestro gusto. Mi opción fue, como veis en la foto, con helado de vainilla. Pero tenéis muchas otras como por ejemplo chocolate caliente, mermeladas, etc…

Muy destacable también la calidad del café que sirven: lo tuestan ellos mismos. Los amantes del café como yo, sabéis que es muy difícil encontrar un sitio donde os lo sirvan de calidad. Pues tenéis que saber que aquí ese problema no lo tendréis. Podría decir que el café está a la misma altura que la strudel. Tenéis varios tipos para elegir, pero si quéreis probar algo típico hay que pedir un Wiener mélange (café tradicional de Viena similar al capuchino).

Café Einstein Hanway blog viajes Berlín strudel

La famosa strudel que preparan en este café

Otros platos típicos del Einstein

Por supuesto, no solo se puede disfrutar de una deliciosa repostería. En este café también se pueden degustar diversos platos típicos de la cocina clásica austriaca, como el el Tafelspitz (carne de ternera cocida al estilo vienés) y el Wiener Schnitzel (lo que conocemos nosotros como un filete vienés). El café abre todo el día y podemos disfrutar de sus platos a cualquier hora.

Galería de Arte

Como decía antes, el Café Einstein es mucho más. Su propietario, el artista y galerista Gerald Uhlig-Romero, ha hecho de este local una galería de arte en la que las exposiciones cambian regularmente a lo largo del año.  Normalmente se exponen fotografías de genios internacionales como Helmut Newton, Helga Kneidl, Donata Wenders, Sam Shaw y Joel Grey. También son famosas las tertulias que suelen organizar periódicamente sobre arte y cultura con artistas de primer nivel.

Cómo llegar

El café Einstein se encuentra en una de las calles principales de Berlín, la Unter den Linden. Para que os situéis, si venís andando desde la Alexanderplatz hacia la puerta de Brandemburgo, es la calle que une estos dos puntos. Es un paseo muy agradable ya que pasaréis por la Catedral de Berlín y por la famosa Isla de los Museos. El café se encuentra a unos 500 metros de la puerta de Brandemburgo. Desde la puerta del local la veréis.

Te invito a que sigas informado de mis viajes en mis redes sociales:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *